miércoles, 14 de octubre de 2009

Los Young Fresh Fellows nunca permitirán que nos deprimamos



Young Fresh Fellows - The Men Who Loved Music (1987)

No hace mucho se habló en estas páginas sobre los Young Fresh Fellows, pero cosas del verano y la falta de nuestro más fiel público: los jubilados que nos visitan en los intermedios de Saber Vivir, el grupo pasó de puntillas y quizás no lo merezcan. Estos chavales de Seattle han pasado por muchos estados de humor en sus ya veinticinco años de carrera, lo que les hace compositores de unos... bueno, un montón de discos. Seguramente no sea ninguna exageración decir que en estos tantos años, pocos grupos hayan alcanzado el grado de diversión y frescura que ellos; lo dice mucha gente, y hasta donde llega mi conocimiento, ni Jaimito Borromeo ni Angel Garó lo han dicho, punto a favor. La elección entre todos los seleccionables es The Men Who Loved The Music, no por su largo título, mis razones son simplemente que tenía que elegir uno entre toda su discografía, pero los motivos para escucharlo son muchos más, en pocas líneas diré alguno (por lo que se pueden saltar dos párrafos). Desde mi parcial punto de vista todos son muy objetivos.



El grupo en la contraportada (Scott, Jim, Tad y Chuck), los padres de Scott le dotaron de un carácter amable, un gran sentido para la melodía pop, pero la fotogenia de Juan Tamariz


Algunos conocerán a Seattle como la ciudad que está en la esquina Norte de EEUU, otros como la ciudad del grunje, algunos por ese pirulí que aloja un Rodilla (información no contrastada) en su interior y otros simplemente por ser la ciudad de los Sonics y el mejor garage que se ha hecho nunca. Scott McCaughey crece bajo la influencia de todos los grandes grupos de su ciudad que en la década de los sesenta pusieron patas arriba el concepto de música pop llevándola hasta unas dosis de salvajismo que aun no se conocía fuera de tan lluviosa urbe. Además, tiene una capacidad innata para asimilar todos los estilos de los grandes grupos que ha escuchado durante su vida (ahí están desde los Beatles y los Kinks a NRBQ, Badfinger o Elvis) y rendirles tributo en forma de grandes canciones que evocan a todas sus bandas favoritas pero con un estilo inconfundible e inimitable.



Ya con Kurt Bloch la cosa se desparrama, Scott con un gorro de punto y Jim intentando imitar a algún personaje de Sensación de Vivir

Los Young Fresh Fellows se forman en 1982 y siempre ha contado con músicos realmente excepcionales con sus propios instrumentos y también con los de los demás, Tad Hutchinson, Jim Sangster y Chuck Carroll, que abandonaría al grupo después de este Loved Music. El éxito de ventas les has sido injustamente esquivo, pero a cambio han ganado una buena legión de seguidores, muchos grupos que les citan como sus favoritos y quieren trabajar con ellos, y han contado con una total libertad creativa (míticos son los créditos del New Adventures In Hi-fi de REM en donde varios músicos participantes aparecen por cortesía de sus discográficas, salvo Scott, que aparece por cortesía de Christy, su mujer) que les ha permitido hacer lo que les diera la real gana, en especial Scott y sus múltiples colaboraciones y proyectos, los Minus 5 o REM son quizás las más conocidas, que dan para escribir un libro tan largo como Fray Perico y su Borrico. En el año ochenta y siete publicarían este tremendo lp (primero con Frontier y con otro berraco a tener en cuenta: Conrad Uno en la producción) que contiene algunos de los mejores momentos de su entretenida carrera musical.

Algunas razones para escuchar The Men Who Loved The Music son de tanto peso como las teorías de Darwin (chúpate esa Texas): La primera y muy importante es la casi total imposibilidad de fallar al otorgarle una etiqueta musical, para gente como yo que le cuesta tanto hacerlo, puedo decir abiertamente que tiene garage, country, powerpop, rock and roll, y todo con el especial sentido popero de las composiciones de McCaughey. La segunda es las dosis de humor que desprenden en todos sus discos, a veces se les tacha de tomarse muy poco en serio, pero los humoristas que entregan los premios Nobel hacen justo lo contrario y no por ello se les aparta cuando reparten los canapés. La tercera, pero no por ello menos significativa, es que desde su estupenda “Taco Wagon” se han convertido en todos unos expertos en la degustación de tan rellena pieza culinaria, sus fotografías en el myspace son prueba de ello. La cuarta será exagerada, pero gente como esta es muy necesaria en el triste panorama musical actual.



Algunos aseguran que después del salto hubo tres lesiones simultáneas (incluyendo la triada)

La última, y según se mire, para algunos serían las canciones. El aire campero y cervecero de “Hank, Karen And Elvis” (alusión a los fundamentos de la forma de idolatrar a las estrellas en su país) y “Ant Farm”; ponerse sarcásticos con “TV Dream” y ese carrito donde poder arrastrar la tele por toda la casa; otras con el optimismo reinante en la mayor parte del disco hace que se les coja cariño, “Unimaginable Zero Summer” (colaboración de Terry Adams al piano) o “I Don´t Let The Little Things Get Me Down” son prueba de ello; tampoco los aires garajeros pierden ápice gracias a las primeras colaboraciones de Kurt Bloch con el grupo: “Just Sit”, la absurda y no por ello menos encantadora “When The Girls Get Here” en donde pretenden hablar con chicas sobre circuitos integrados para demostrar lo listos que son; títulos alusivos a Ringo, y hasta un modesto éxito comercial: "Amy Grant", dedicada con humor a la cantante cristiana de mismo nombre. Puede que solo sean treinta y cinco minutos, pero no encuentro forma mejor de disfrutarlos, cada vez que termino de escuchar el disco me pregunto si los Young Fresh Fellows son los hombres que aman la música o es al revés: la música quiere a los Young Fresh Fellows.

Como complemento de la jugada, los Young Fresh Fellows van a estar de este mes de Octubre presentando su último (y otra vez recomendable) disco. Aprovecha si te cae alguno cerca. Estas son las fechas y localizaciones:

Viernes 16: Bilbao. Kafe Antzokia
Sábado 17: Vitoria. Helldorado
Domingo 18: Gijón. Casino
Jueves 22: Valencia. Wah Wah
Viernes 23: Murcia. 12 & Medio
Sábado 24: Madrid. El Sol

servidor: megaupload. contraseña: peluquin
>>>Pincha & sal de la Cueva<<<







11 comentarios:

61 y 49 dijo...

Se me olvidaba: El archivo de descarga contiene la versión Lp del disco (14 canciones), si a alguien le interesa la versión en cd, donde se incluye el EP "Refreshment" la puede conseguir en el estupendo blog de PowerpopOverdose (Mayo de 2008).

Saludos a todos (nadie por lo visto)

India dijo...

jijijijijijiji hola,soy nadie jaaajajajaja...como tenía el día tonto leí el título del post y pensé que era lo mejor,pasar por aquí suele ayudar a olvidarse de todo menos de reír y aprender...como hoy,una vez más ha pasado...
Saludos...se despide atentamente, nadie jijijijijijijiji

India dijo...

En lo de la fotogenia fallaron los progenitores de los cuatro,eh?jaaaaaaaajajajajaja

WOOD dijo...

Cuidado amigo. Tengo una cámara oculta que vigila intensivamente todos los movimientos que se cuecen en Garajeland. Si das un paso en falso, te ayudaré a encontrar el equilibrio. Cuando llegue a casa saldré de la cueva. Abrazo.
Posdata: es un placer visionar por estos lares a la musa India.

India dijo...

Es un placer tener esos ojazos (nunca mejor dicho jijijiji) negros también cercanos por estos lares...Wood...ídolocrack!

61 y 49 dijo...

Hola a todos, se me disculpen mis reiteradas ausencias, esta vez fue mi perro que se comió mis deberes (empiezo a perder credibilidad con las excusas).

@India: Estos Young Fresh Fellows son de lo más alegre, puede que resulte un poco "¿pero que demonios es esto?" pero vaya, uno les coge cariño. Eres una colaboradora en potencia de este humilde espacio: el grado alegre-psicodélico de tus palabras es muy apropiado; y sólo hay que aprender cuatro episodios de los Simpson, decir peluquín e idolatrar a Bertín Osborne (probar su gazpacho es secundario, pero yo lo recomiendo con los ojos entreabiertos). Lo de la fotogenia es cierto, pero ya me he ganado que la madre de McCaughey me deje sin postre como para que lo hagan la de los demás, no critico más.

@Wood: ¿pero cómo? ¿esa luz roja que nos vigila perpetuamente no es la de la nevera que indica la temperatura idónea de las coqretas de Tomás? Pues se habrá llevado un chasco en su vigilancia, sólo diré en homenaje a Andrés Montes que vestidos unos Gentleman, pero desnudos un chimpancé. Espero que gusten los jóvenes frescos, este sábado iremos en procesión a su concierto con grandes esperanzas.

Un abrazo a los dos. Agradecido me ando.

India dijo...

Agradecido me ando...nunca un espacio entre palabras tuvo tanto significado jaaaaaaaaaaajajajjaajja jijijijijijii me parto...esto parece una función de magos...todo el día con una tía partida jijijijijijijiijijiji pero es que es verdad...me partoooooooooo

El gazpacho de bertín no lo he probado...eg que hubo oferta y había leches de las unpocomayoresqueyo por llevarse el brik del ojos verdes...pero vamos,que yo entono el "Seññññoraaaaa" ése que canta él si hace falta...Peluquín,peluquín,peluquín...por cierto,pronto rimará con Bertín jijijijijijijijijiji
Cuando Marge se medioenamora de otro,cuando a Homer le tira los trastos una compi wenorra,cuando Bart se pone la raya en medio y usa gafas y cree que es normalmente bueno,y,y,y...me traicionan los nervios!en blanco!jopelines...mi piedra en el camino!!!!siempre igual...como en la Uni...así me va... ;D ... a uno!!! jopeeeeeeee jijijijijijii suspendo y me quedo sin postre por la nofotogenia de otros jaaaaajajaja es mi sino!jijijijijijiji
Achuchones!

WOOD dijo...

Puedo creer y creo que la musa India ha hallado en Garajeland un nuevo aliciente en la vida entre gazpachos de Bertin, peluquines, powerpop, punk-rock, camisas de lunares y verborrea desaprensiva que camina agradecida. Espero informe sobre la procesión que le rendirá culto a los jóvenes frescos. Abrazos.

Mr.Mosstrem dijo...

Qué los disfrutéis mañana.
Abrazos!

61 y 49 dijo...

Hola a todo el mundo.

@India: Nosotros seguimos los consejos del gran mago Esplendini y crecimos con Alex y Cristina (ahora Rosenvinge y moderna), me gustaba mucho bailar el bailo chas y aparezco a tu lado, hasta que me disloqué la cadera en un chas! demasiado efusivo, aun persisten la secuelas puesto que previamente me quedé afónico de entonar, buenas noches señoraaaaaa.

@Wood: En breves momentos nos encaminaremos al lugar del crimen, es pronto, pero el pincho de morcilla previo al concierto es tan clásico como un chándal de nuestro otrora idolatrado Luis Aragonié.

@Mr. Mosstrem: Gracias amigo Mosstrem. La verdad que me acordé de Coruña cuando me disponía a apuntar las fechas, otra vez habrá más suerte, me encargo de comentarlo con el que me pille más cerca. En cualquier caso pediré un Taco Wagon a su salud.

Abrazo a todos. Muy agradecido me ando.

India dijo...

jijijijiji pues hubiera o hubiese sido más fácil quedarse afónico en el falsete de la Cris,que Bertín tiene un tono pelín más susurrante jaaaaaajajajajajjajajja...y hubieras o hubieses mantenido la simetría de las caderas,porque el pichón no se menea jjijijijiji todo lo suyo es poder ocular verdoso..podió!bueno,y sonrisilla de medio lao..como Heidi!jijijijijijijijijijijiji