jueves, 15 de octubre de 2009

Fondo de Armario ( II)

George Harrison - I'd Have You Anytime (1970)


Recuperamos hoy la pieza perdida del Beatle místico y que participó en los Simpson para decirle a Homer que era 'muy salaó'.

Nombre: I'd Have You Anytime
Autores: George Harrison & Bob Dylan
Fecha de grabación: mayo/agosto de 1970
Productores: George Harrison y Phil Spector
Ingenieros de Sonido: Ken Scott, Phillip Mcdonald y Eddie Klein
Músicos presentes en la grabación: George Harrison: voz y guitarra.
Músicos que probablemente estuvieron en la grabación
: Eric Clapton (guitarra), Klaus Voormann, y Carl Radle (bajo); Gary Wright, Bobby Whitlock, Billy Preston, Gary Brooker (teclados), Ringo Starr, Jim Gordon, Alan White (batería).
Músicos que grabaron las otras canciones y como son tan buenos, conocidos y me ha costado recopilarlo, pues lo pongo aquí: Peter Frampton: guitarra; Dave Mason: guitarra; Phil Collins: percusión,; Pete Drake: Pedal steel; Bobby Keys: Saxofón tenor; Jim Price: trompeta; Badfinger: guitarras rítmicas y percusión.
Arreglos de orquesta: John Barham.
Datos extras: todos los que grabaron en este disco tenían que lucir melena y barba larga . Naturalmente Harrison proporcionó el peluquín adecuado a Phil Collins, que con 19 años recién cumplidos ya grababa con un grande y sufría problemillas de alopecia.


George HarrisonGeorge mirando al jardín y descubriendo que alguien le ha pisado las petunias.



Dicen los críticos y listos en general que saben de esto de la charanga que All Things Must Pass es el mejor disco de un Beatle en solitario. En Garajeland ( que no somos ni lo uno ni lo otro y pese a que esto parece un blog de música, en realidad es una excusa para travestirnos en las entregas de premios) sólo podemos responder como Lisa cuando se le pregunta sobre cómo se vive en generación de los que ni sienten ni padecen: "bueeeeeeeeno". Resumiendo: All Things Must Pass es una obra maestra, pero no menos que Plastic Ono Band o Band On the Round. Nosotros apoyamos a todas las obras maestras por igual. Si insisten les susurraré que el disco de Harrison es uno de mis favoritos de siempre (suerte que tienen, mi compañero sólo les reconocerá que es uno de sus álbumes favoritos de este buen señor grabados en 1970 y, aún así le apreciamos).

Si nos dejamos de zarandajas, All Things Must Pass es un grandísimo disco de un músico en estado de gracia. George nunca tuvo mejor cancionero a su disposición para una grabación ( y se dejó por el camino joyas como 'Not Guilty', que aunque fue grabada posteriormente siempre he preferido la versión casi desnuda -en realidad prefiero casi todo lo que venga casi desnuda- del Anthology 3 de los Beatles) o un elenco de músicos tan numeroso y de tanta calidad. Si la nómina de músicos tenía famosos a cascaporro, tampoco hay que olvidar la figura de Phil Spector que aplicó su consabida fórmula de grabar canciones con el muro de sonido en todo su esplendor (acumulando docenas de músicos e instrumentos), desplegando su magia que tan bien sentaba a las canciones de Harrison (excepto en algún exceso propio de la época) y asustando al personal con la mágnum que guardaba cerca de su pecho, como recordaba en sus memorias Eric Clapton.


Recapitulemos: tenemos un compositor en el mejor momento de su carrera (tras años de ninguneo en Los Beatles por parte de John y Paul, que si dejaron pasar gemas como las que hay en este disco pese a que muchas ya estaban compuestas por George antes de 1969 sólo merecen un golpe con una toalla mojada en el morroplastio), excelentes músicos y un productor que lo mismo te saca una obra maestra que desenfunda la pipa cual pistolero del eclipse, pero: ¿es conocido este disco por todo eso? Pues sí y no. Porque la fama se la llevó el tremendo pelotazo comercial que fue 'My Sweet Lord'. Ya saben: número uno hasta en chorrilandia. La canción que puso a Harrison hasta en las discotecas del salón de todo quisqui, incluso en aquellas donde sólo había un disco de villancicos y el que regalaban con almacenes Latorre; aunque también fue un dolor de cabeza para Jorgito, puesto que tuvo que admitir que 'se había inspirado' en una canción de las The Chiffons y pegar derechos de autor, pero ¿quién no conoce esta canción si se la tarareo? Probablemente sólo contestaría 'no' un muerto. ¿Saben dónde estaba situada I'd have you anytime? Pues justo antes de 'My sweet lord'; es decir: condenada al ostracismo.


George Harrison Bob DylanOculten a los niños en sus casas, cierren puertas y ventanas y recen lo que sepan: Bob Dylan está sonriendo (bueno, esboza una sonrisa que ya es...).


Pero todo eso también es irrelevante. La canción es formidable, tanto si se analizan sus pormenores como si se disfruta sin ambages. Si hacemos lo segundo, destaca que fue compuesta a medias por Dylan y Harrison, en un esfuerzo común cual pareja del Pressing Catch en unos años donde uno y otro se lanzaban guiños (el propio Harrison grabó la canción de Bob 'If not for you' en el mismo disco) y ha sido de los pocas personas que consiguió tener una relación próxima con el Duluth, que es famoso por contestar a preguntas como "¿Como estás Bob?" con respuestas como: "Patatas traigo".


Volviendo a la canción, esta maravilla de melodía dulce y pausada mezcla perfectamente la letra que se lamenta de un amor perdido con una música casi etérea. Una combinación exquisita que también demuestran la voz de George y la guitarra solista de la canción (un Clapton increíble pese a estar en una de sus épocas de drogadicción más duras), ambas fundidas elegantemente en cada final de la estrofa dejando un efecto Norit en el oyente que tarda un rato en disiparse. Aunque quizás lo que más me gusta de la canción es precisamente lo que casi ni se aprecia: la batería, la percusión y la guitarra acústica; que tejen el perfecto manto para que el resto pueda destacar, algo así como un como los que se quedan abajo en los castillos humanos.


GeorgeHarrison Phil SpectorReunión de notables: el de la izquierda se me parece irremediablemente a José Antonio Camacho (ahora mismo entrenador del Osasuna), Harrison ganó el premio Pantene de ese año y Phil Spector podría pasar perfectamente como el solitario disfrazado.



Esta sencilla canción se me hace de escucha obligada cada cierto tiempo. No diré cuándo, pero así es la vida señores: a veces apetece escuchar esto, a veces lobotomizarse con 'Sister Ray' y en ciertos momentos, el 'Buenas Noches Señora' de nuestro gurú Bertín es lo más apropiado. Lo más difícil es acertar con el momento. Una pista: la tercera opción no es la más adecuada en una entrevista de trabajo.





Vuestro amigo en el tiempo, Tomás Verlein

8 comentarios:

WOOD dijo...

Quiero destacar y destaco 2 enormes frases que me satisfacen profundamente: "George mirando al jardín y descubriendo que alguien le ha pisado las petunias", y ese final de extasis con "...así es la vida señores: a veces apetece escuchar esto, a veces lobotomozarse con 'Sister Ray' y en ciertos momentos, el 'Buenas Noches ,Señora' de nuestro gurú Bertín es lo más apropiado. Lo más difícil es acertar con el momento. Una pista: la tercera opción no es la más adecuada en una entrevista de trabajo". Ah, por cierto, si que se parece el individuo de la segunda foto a Camacho. Abrazo, Tomas.

India dijo...

Os digo una cosa...no sé la de veces que he entrado y me he leído y he disfrutado y me he reído con el post...pero no comentaba...no...porque era la excusa perfecta para volver a entrar,leer,disfrutar y reír...lo que pasa es que veía que se me iba ya..que la próxima estará próxima...y como la querré leer y saborear como ésta...pues mejor digo ya la chorrá...
!Quién fuera petunia pisoteá!!! por esa mirada de interés que muestra mi George...mmmmmmmm
Lo de la sonrisa de Bob...impresionado me ha!ya te digo!jaaaaaajajajaja melenudos y fuera barbilampiños!jijiijiji la leche,sois la leche...
Abrazos!!!

Tomás Verléin dijo...

@Wood

Si su familia (desde aquí un saludo) se lo permite, podría pasarse por mi casa y lugares donde me conocen y hacerse pasar por mi padre o un familiar cercano que me quiere: sólo me saca usted cosas buenas. La historia es que cuando alguien me critique, usted meta baza y diga: "nononononono", tipo Luis Aragonés. Me haría mucha ilusión y tal.

P.D.: y tanto que se parece, y tanto

@India

Muchas gracias por sus alabanzas. La verdad es que es leer un comentario suyo y ponerme como Heidi, con los coloretes (pero sin vestido, Niebla y el paquete completo). No siga o le pediremos más y más, cual Gremlin después de la medianoche.

Jorgito solía tener mucho éxito con las féminas, no en vano era el amor secreto de mi madre. LO que pasa es que a mí los tíos con barba como que no mme ponen, aunque si vienen con corsé (a mí todo lo que venga con corsé me gusta).

P.D.: un respeto por los que todavía tenemos pelusilla y estamos más cercanos de los 30 que de los 20...

India dijo...

Ay omá...que me parto!yo sé poner la boca de perfil jijijijijiji como heidi cuando decía Peeedrooooo...me mola más en Heidi que en la Pe,la verdad...bueno,y me sale mejor la bocaperfil que el bote con el vestido palabra de honor por el ombligo jaaaaaaaaajajajajaja

No sólo respeto su margen de edad,es que lo envidio...que hace poco lo abandoné para entrar en el siguiente intervalo...el que te lleva al cuatro sin frenos...mecawendié...jijiijijijiji
Abrazos descorsetados!jaaaaaaajajajaja fuera sujeciones!!!!!!! como la Pe jaaaaaaaajajajajaa

WOOD dijo...

Amigo Tomas, repasando tu magnífico álbum de fotos, me surge la duda si el que se encuentra camuflado entre Camacho y el Sr.Harrison es Phil Spector o Abel Resines, el actual entrenador del At.Madrid. Por supuesto, no es una duda existencial. Abrazo.

WOOD dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tomás Verléin dijo...

@ India

Heidi es la serie más tramposa del mundo: Clara era una farsante como quedó demostrado al final de la serie, Pedro un espía del FBI de incógnito, el abuelo a ver qué estaba haciendo el día de lo de Kennedy, Heidi iba en manga corta por esos montes de Dios... no sigo.

Brazos para usted también. Vamos a dejarlo en que estamos todos en la flor de la vida y en la plenitud de espíritu. Sobre todo usted que da gusto su saber estar comentando.

@ Wood

Sí, bien mirado es Abel o Pacho Maturana o Santos Ovejero o Ivic... al final el atleti no ha cambiado tanto desde que Gilio no está presente.

Le dejo con un silogismo: si este hombre se parece a Camacho, ¿tiene también cara salchichón? Eso es lo que asegura mi madre del entrenador al que no se le podía venir con el cuento de que tenías una "http://www.youtube.com/watch?v=DDo1gX4VBkI">heridita en la mano.

Hackerthedog dijo...

El supuesto Phil es Cardeñosa fijo. George siempre fue el Beatle en la sombra (que menuda daba el árbol Lennnon&Macca)pero nadie puede negarle su genio indiscutible.La cuota de una canción por cara a la que le relegaban, no impidió que mucha gente considerase Something la mejor canción beatle. Pero yo me quedo con las perlas escondidas, como ese I need you de Help o Long, long, long del Blanco. Escucharlas me siguen provocando vértigos interiores, aún hoy. Estoy de acuerdo con usted en que hay momentos para determinadas canciones, aunque pienso que hay canciones que van bien con todo, como los jeans, pero que en el momento justo se potencian hasta el infinito.Respecto al plagio de My sweet Lord...el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Como decía nosequien, hay un determinado número de acordes posibles y todo está inventado ya: la gracia es cómo arreglarlo y adornarlo.
Saludos

P.D: Lo del efecto Norit requiere una explicación.