viernes, 27 de marzo de 2009

Cuando el infierno se congele ( III )

The Faces

Retomamos este bonita sección intentando llegar más lejos si cabe en nuestra desfachatez, ya que hoy proponenmos que resurja de las cenizas una banda que surgió -por arte de birle y birloque- de las cenizas de otra muy grande. Con lo que nos aventuramos en un triple salto mortal y nos posicionamos como una una posible página de referencia para la revista 'Adiós' ante tanta cosa crematística.

Por si no lo saben, hablamos del grupo que se formó tras la unión de tres ex Small Faces (el bajista Ronnie Lane, el teclista Ian Mclagan y el baterista Kenny Jones) y dos rebotados de una experiencia tan interesante como breve, el grupo de Jeff Beck, se trataba del guitarrista Ron (todavía no Ronnie) Wood y el cantante de voz quebrada y falsos rumores tratados en este bloc, Rod Stewart. Los primeros necesitaban recuperarse de la marcha de Steve Marriot, principal compositor y frontman de los geniales Small Faces, y los segundos querían salirse de la estela de grupo de Beck. Así que suponemos que los cinco tendrían una cita a ciegas en cualquier restaurante, no sabemos quién llevaría el clavel rojo y quién el pañuelo en el bolsillo, pero el grupo comenzó a empastar desde los primeros ensayos con un sonido que recordaba a los primeros Rolling Stones, mezclado con algo de Folk y mucho de la influencia de Rhythm and Blues que tenían los faces pequeñitos.


Cinco tipos con pelo largo, uno con una botella de vino, otro con una boa en el cuello... señores de blogger: ¡censuren este blog pero ya!


En el camino dejaron 4 discos de estudio, un puñado de grandísimas canciones (Stay With Me, Bad 'N' Ruin, Richmond...) y unos directos realmente arrebatadores que fue lo que realmente les hizo famosos. Durante el 71 fueron una buena respuesta a los Rolling Stones, pero el grupo, en pleno desarrollo, se rompió de nuevo debido a que Rod empezaba a tener éxito con sus trabajos en solitario y ya se planteaba que el tinte rubio platino iba a ser lo más en el final de la década de los setenta.


¿Por qué se deberían reunir?


Si todo el mundo merece una segunda oportunidad (excepto algunos complementos de vestuario de los años 80 y la carrera musical de Almodóvar), los Faces se la merecen aún más: sacaron sus cuatro discos en poco menos de tres años y se evaporaron tan rápidamente como comenzaron su andadura. Si los Rolling Stones se convirtieron hace muchos tiempo en una banda de estadio, puede que los Faces sean capaces de dar una vuelta de tuerca al Rock 'honkey tonk' del que hacían gala, Ya saben, mezclando los pantalones apretaditos, con las voces potentes y la influencia del Blues y el Soul siempre presente.


Nunca lo diríamos en público, pero el señor 61&49 y yo tenemos fotos muy parecidas a estas... De hecho ese traje de cuadros forma parte de mi fondo de armario.



Además sería una buena razón para homenajear a Ronnie Lane (muerto en 1994 por esclerosis), un personaje realmente importante en la música inglesa, pero frecuentemente olvidado. Por no mencionar que sería una forma de demostrar al mundo que Rod Stewart fue una vez un cantante de rock más que solvente (ahora que sus últimos discos son perfectos para la sala de espera del dentista), que Ron Wood nunca estuvo tan cómodo y acertado como en The Faces y para dar un poco de vidilla a Ian McLagan y
Kenny Jones, que desde que uno dejó de ser teclista en las giras de los Stones y el otro baterista de The Who no se tiene noticia ninguna, aunque infundados rumores les sitúan en la órbita de Juan Pardo como grupo de apoyo, tiemblen.


¿Por qué no lo han hecho ya?


El problema de esta pregunta que nos hacemos es que la respuesta es "que sí lo han hecho ya". Los Faces, con más o menos miembros presentes, se han ido reuniendo en los conciertos que Rod daba por el mundo. En 1986 fue la última vez que se vio a los cinco juntos (y con Ronnie cantando desde una silla de ruedas), pero últimamente se ha insistido en el rumor de que la banda podría volver a salir de gira en el presente año. Parece que Rod y Ron han hablado seriamente del tema, pero éste último no está últimamente para muchos trotes, después de que su problema con el alcoholismo volviera a hacerle una visita y se escapara por Irlanda con un 2x1 ruso (botella de vodka y una joven de 18 años), lo que provocó que a Mick Jagger se le pusiera el morro torcido (hocico lumpión que decía mi bisabuela) y, según dicen las malas lenguas, que le prohibiera hacer cualquier tipo de gira con otro grupo que no fueran los Stones.


Rod Stewart: "Mira Ron, cuadrando las lindes tenemos espacio para la pista de pádel y unas zonas comunes con baldosín muy pintonas".



Posiblemente el actual guitarrista de los Stones (y al que si miran detenidamente puede que le vean un parecido a los cuervos que salían en Dumbo) se pase la advertencia por el mástil de la slide guitar, apoyado por Rod, cuyo odio (recíproco es verdad) a Mick va más allá de tirarse unos papeles mojados con un boli bic. Nosotros, mientras tanto, nos gustaría ver a Los Faces de gira, por una razón muy sencilla: hay muchos grupos que pueden sonar como lo hacían ellos, pero puestos a tener en vivo a un grupo que interprete un Rock rasposo, sucio y con el toque justo de chulería, mejor tener a los Faces. Y no me llamen nostálgico, que acabo de quitar el hule de todas las mesas de mi casa (pero no la bailarina de flamenco y el toro, esos se quedan).




Vuestro amigo en el tiempo, Tomás Verleín





10 comentarios:

Diving Dwarf dijo...

En humilde opinion, los Faces les dan sopas con onda a Mick&Co. El Too Bad o el Stay With Me son unos pepinazos en vinagre de Módena a la altura de las banderillas con cebolleta.

Los Diamond Dogs hacen cositas parecidas. Es lo mismo pero no es igual, ya me entiendes...

Por cierto, dime cuál es el garito donde dan los 2x1. No me importa que me pongan garrafon.

WOOD dijo...

Aunque no soy partidario de reunificaciones interesadas por los exclusivos beneficios materiales, supongo que hay excepciones, y leído el presente creo que cambiaría esa negativa opinión por ver a los Faces en base a esta frase: "hay muchos grupos que pueden sonar como lo hacían ellos, pero puestos a tener en vivo a un grupo que interprete un Rock rasposo, sucio y con el toque justo de chulería, mejor tener a los Faces". Abrazo.

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Yo tampoco soy favorable a las reuniones estas de ex-compañeros del cole (o de los 70's ya puestos) pero viendo la trayectoria que llevan últimamente Rod y Ronnie casi mejor que se juntasen, haber si el Stewart recupera un poquillo el espíritu gamberro. Además, ahora que Ronnie vuelve a ser alcohólico, el negocio puede degenerar en una juerga de esas buenas buenas, una de esas a las que uno agradece que le inviten de vez en cuando. Pero las entradas que no sean muy caras.
P.D.: y que pasen por el Polo Norte por favor.

Pepo dijo...

Ufff, no se yo, desconfío mucho de este tipo de reuniones, y además sin Ronnie Lane ya no es lo mismo.

Tomás Verléin dijo...

Hola Holita vecinitos,

@ El gran enano

Los Faces eran muy muy buenos, sobre todo porque no te esperabas eso en un grupo que se daba una segunda oportunidad, pero confieso que los Stones me turban bastante tanto en la época juvenil como en la época dorada de su sonido (hasta el 72). Más allá me cuestan, me cuestan.

El Stay With Me efectivamente es como una tapa de migas o los rollitos de primavera que ponen en el Chorrillo (publicidad gratuita, pero se la merece, qué bar, qué bar!).

Conozco a los Diamond Dogs, hay que prodigar el rock chuleta, es en el segundo ámbito de la vida donde me gusta lo de chuleta (el otro es en el ámbito de los productos cárnicos).

He estado buscando el garito, se llama la ostra azul, te va a encantar: trato familiar y ambiente agradable.

1 brazo

@Wood

Está más que demostrado que las reuniones suelen estar condicionadas por la cantidad de pasta que se maneja, pero en algunos casos nunca está de más disfrutar de un concierto o una gira hecha con tal fin. tengo entre ceja y ceja que Los Faces podrían hacer unos conciertos la mar de interesantes.

Un abrazo

@ Esquimalazo

No eres favorable? alguna mala experiencia en alguna reunión de antiguos alumnos? espero que no le dieran el premio de la 'persona que menos se ha esforzado para llegar aquí' como a Homer Simpson en la reunión del instituto.

Naturalmente, usted nos conoce bien y sabe que intentaríamos estar presente en la juerga de después del concierto, con un interés periodísitco, casi documental.

Le avisamos que hemos reunido un comité de expertos en el tema para lo de las giras en el polo norte: en la mesa hay sentada gente como Flaherty, Robert Peary, Esperanza Aguirre (que no se pierde una comisión)...

@Pepo

Ronnie Lane es uno de mis músicos desconocidos favoritos. Hay por Youtube una actuación de los faces cantando Richmond que me parece sublime (con Rod Stewart al contrabajo, para rizar el rizo). Qué temazo! Por cierto, que lo mismo para la reunión cogen a su sustituto, Tetsu Yamauchi, que como su propio no nombre indica nació en Torrelavega.

Un abrazo a todos y gracias por pasaros

Diving Dwarf dijo...

Que jodío, la ostra azul...

Aprovecho para meter un chiste que me contaron el otro dia:

- ¿Que hace un gay en un bar de gays?
- Ampliar el círculo de sus amistades.

Grandísimo! (el chiste, no el círculo).

El rey lagarto dijo...

Ahora estan muy de moda las reunificaciones y esta es otra mas a añadir. Yo no lo veo mal del todo siempre y cuando no sea una pantomima para arrestrase y ganarse unos cuartos.

Respecto a The Faces tengo una opinion encontrada, por un lado me encantan y por otro lado pienso que Rod Stewart es un personaje vomitimo en la historia del rock.
Un pesetero del 15, todo lo contrario a un musico autentico que te puedas tirar a la cara.

Mr.Mosstrem dijo...

Reitero mi postura contraria a estos sueños musicale$ con una comparación casi tan vulgar y absurda como yo mismo, porque siempre que oigo hablar de reuniones de este tipo, no puedo evitar pensar en un matrimonio divorciado, al que después de más 20 o 30 años esforzándose en no dejar de odiarse, uno de sus hijos les ofrece una cantidad alienante de avaricia para que rememoren los tiempos en los que sus polvetes provocaban verdaderas tormentas eléctricas…y todo porque a sus nietos les haría tanta ilusión viajar en el tiempo, que estarían dispuestos a pagar por verlo.
Prefiero leer vuestro blog mientras escucho sus discos.

Un abrazo.

Tomás Verléin dijo...

@ Bigger than life enano

Su chiste figurará en los anales (sic) de los peores chistes de la historia de los chistes. Casi a la altura de van dos por al calle y se cae el del medio. Pero me ah hecho gracia, lo cual explica que no me contraten como invitado para la versión española del Saturday night Live (antes tenían que ir otros adalides del humor como Santiago Segura o Antonio Resines...).

@ Rey lagarto

Efectivamente, Rod es el típico al que no sabes por qué te apetece meterle un directo de derecha (yo tengo un amigo así). Me temo que, éste tipo de reuniones, se suelen hacer por el vil metal, pero también creo que podrían recuperar el sonido de antaño y dar un par de conciertos interesantes. Cream no lo hicieron mal con lo del Royal Albert Hall...

@ Mr. Mosstrem

Hale, ya lo ha conseguido. Su metáfora me parece tan acertada y ladina que me dan ganas de chapar la sección de un plumazo (y recomendarle de paso un buen terapeuta, creo que Woody Allen acudió a él después de pasar por Lourdes, así que bueno debe ser).

No obstante, se agradece que siga pensando que nuestro bloc es una buena compañía. También recomendamos incluir en la ecuación (garajeland+discos de los faces) un buen ruso blanco.

Un abrazo a todos

galko dijo...

Enormes los Faces, enorme el viejo Rod.