sábado, 18 de abril de 2009

Fábula musical e inverosímil

Héroes

David B. se acostó por la mañana, pero su ojo verde ya estaba entreabierto, sus días en Las Pedroñeras habían llegado a su fin y ahora estaba en Berlín compartiendo batidos de leches de soja con su gran amigo Iggy P. igualmente adicto a los agujeros de filipinos blancos. Era hora de bajar al estudio y grabar algo de prog-rock-experimental-art-pop.

El estudio de grabación le aguardaba una sorpresa: Brian E. le esperaba con un peluquín de R. Stewart y con cara más seria que de costumbre. “David B., te tengo que dar una noticia sensacionalista: Iggy P. ha dejado una nota en la que dice que se bajaba a los ultramarinos a desayunar unos churros con el tío Camuñas. Últimamente está muy cáustico, yo que tú bajaba a buscarle”. David B. miró transpuesto a Brian E. y contestó: “Lo cierto es que me fastidia bajar a buscarle Brian E. en la calle hace un frío y una ventolera que peina a raya”. Sin más remedio David B. agarró su astracán y se bajó a las frías calles Berlinesas.

Al empezar su búsqueda se paró frente a una tapia muy larga en la que una pareja charlaba mientras escondían una cerveza en el abrigo. “Hola chicos, soy David B. ¿por qué estáis aquí escondidos? En mis tiempos de joven uno podía estar con una chica en la calle tomando una cerveza sin que nadie le detuviera”. El chico (que parecía más despierto) le comentó: “¿Sabe lo que pasa señor?, su padre es guardia civil jubilado y es por el único sitio por el que no pasea en bici. No le gusta que su hija ande con un ingeniero en Topografía, usted ya me entiende.”. “¡Y tanto!” le refutó David B., “Pero si no queréis pasar frío a la sombra de estos tres metros setenta y cinco centímetros de altura podéis subiros conmigo al estudio, he dejado a Brian E. haciendo ruiditos con unas máquinas pero no os molestará”. “Perdone señor David B., aceptamos la invitación, pero si me dice usted que está grabando con Brian E. y sus máquinas a estas alturas del año en Berlín es que es usted un auténtico Héroe”.

11 comentarios:

Diving Dwarf dijo...

La lectura de la historia primero, y del desenlace después, me han producido pérdidas de orina cual menopausica osteoporósica con atrofia vaginal.

Ya sé quienes sois, malandrines: sois los guionistas negros de Muchachada Nui. Y a las pruebas me remito.

Mr.Mosstrem dijo...

Nunca se valorará suficientemente el, en apariencia, discreto papel del Tío Camuñas como fuente de inspiración y apoyo de los grandes roqueros bajitos, pero claro, es sólo una opinión personal de alguien que tiene una preocupante facilidad para mezclar churros con merinas.

Tomás Verléin dijo...

Sólo un genio como mi compañero de blog puede meter en un mismo texto a dos rubios oxigenados adictos a los agujeros de los filipinos blancos, la palabra peluquín, la tienda de ultramarinos, el tío camuñas, el estar muy cáustico, la frase de mi abuela de "hace un viento que peina a raya", astracán y a la asociación sin ánimo de lucro de ingenieros topográficos unidos por la conservación del muro de Berlín. En momentos como estos creo que reconsidero mi orientación sexual, pero sólo me lo haría con mi compañero o con los dos comentaristas anteriores (hale, ahora huirán del blog).

Qué grande todo esto de las fábulas!

Diving Dwarf dijo...

Don Tomás,

No es por hacerle un feo, pero es que tengo el cólon irritable.

Un saludo desde la más alta atalaya de la heterosexualidad,

El Enano

Tomás Verléin dijo...

@ Diving Dwarf

Me ha dolido, que lo sepa usted. Tiene que tener en cuenta que aunque sigo a pies juntillas el refrán de: "vestido un señor, desnudo un chimpancé", también sé que gano en las distancias cortas, pero me siento rechazado.

Una vez más tendré que abrazar de nuevo la heterosexualidad y entregarme a los caprichos de las féminas en plena efervescencia primaveral. Qué duro es esto amigos.

P.D.: obsérvese como el señor Mosstrem ha empleado la retirada (astuta estratagema que diría Smithers) ante mi ofrecimiento de macho cabrio apañol.

Mr.Mosstrem dijo...

No piense mal, me halagan enormemente sus insinuaciones, es más muchos de mis amigos son faunos, pero vuelvo a insistir en lo declarado anteriormente en relación a churros y merinas, la facilidad se convierte en algo más que dificultad cuando de lo que hablamos es de mezclar churros con churros Sr.Cabrío.

WOOD dijo...

Con permiso. Me inmiscuyo por estos lares para informarles que desconocía ciertos datos ofrecidos del período berlinesco de David, Iggy, Brian y el tio Camuñas. Saludos.

Tomás Verléin dijo...

Hola a todos de nuevo,

Que sepan que ya me he tranquilizado. Nada que no puede arreglar un par de discos de la Stax y una cerveza fresquita. Es la primavera y tal. Perdónenme estos arrebatos.

Se está preparando un biopic de Iggy en el que bien seguro esta historia será el eje central de la trama. Lo que no tengo claro es quien interprtará al tío camuñas, pero sí quién será Iggy (agárrense a la peluca de Brian Eno): elijah wood, sí, el maldito Frodo Bolson haciendo Search and destroy. Tiemblen!

61 y 49 dijo...

Vuelvo de mi retiro espiritual junto a Juanito "el golosina" y me encuentro con que esto se ha convertido en una página de contactos de la revista girigay (¿existe?). Iggy P y David B estarán orgullosos de vosotros. Digo.

@Enano Dwarf (cada día te llamaré de una forma diferente): Es lo que tiene juntar Ultramarinos con Iggy P, todo empieza a tornar en chanante pese a que mi única conexión conocida con Albacete es su excelente queso manchego.

@Mr Mosstrem: Usted sí que es un genio, capaz de definir su condición sexual a base de un ejemplo tan gráfico como son los churros con los churros, las merinas con los churros, las merinas con las merinas (ya no sé lo que digo, conferencia episcopal ayúdenme) mientras aquí un presente no volverá a ver con los mismos ojos su castizo desayuno gracias a esa comparativa. Por cierto, yo encantado de que junte churros con merinas.

@Apañero Tomás: Me alegran nuevamente los elogios, nuevamente exagerados a tenor de que se descubrió el pastel: hay que mezclar dichos populares con la palabra peluquín y que aparezca algún personaje secundario como el guitarrista de Ricchi e Poveri. Me lo enseñó Aaron Sorkin.

@Wood: Entiendo que solo sea capaz de meter un poco el pie en la puerta y mirar de reojo por lo que le pueda pasar. Se agradece esas dosis de cordura (si es que es posible visto lo visto).

A modo de confesión: Esto de las fábulas se creó para rellenar hueco en el blog. No pensé que juntar media hora de mi vida mezclada con tipos de pelo oxigenado y sexualidad indefinida fuera a crear debates (por llamarlos de alguna forma) sexualmente alucinógenos. Al final acabaréis hechos polvo, y tampoco es eso.

PD: ¿y ahora cómo le explico a mi abuela que esto es un blog de música?

Abrazo a todos.

LA NIÑA DE LOS MURALES dijo...

Ea...gracias por el comentario en el blog...ya sabía yo de la eficacia del FBI

61 y 49 dijo...

A que da miedo!

Vaya por delante que es una recomendación a todo el mundo que se pase a visitar a la niña de los murales, si en Sevilla no te valoran hazte un viaje al norte que se te hace un hueco con sueldo variable o empleo fijo y todo.