viernes, 13 de febrero de 2009

El Club de la Pirindola (III)

The Flamin´ Groovies

Hace como cosa de un año se presentaba un manuscrito por estos lugares bastante lamentable a la par que ilusionante, si bien no era lo más representativo de lo que sería este bloc fue el comienzo de todo, que no es poco. Hoy nos definiremos un poco más con un grupo de los que nos es imprescindible para nosotros y para el club de la pirindola; son los Flamin´ Groovies y merecen un puesto de honor por ser probablemente el grupo más a destiempo de la historia: en plena época psicodélica ellos eran un grupo de los cincuenta, con guitarras progresivas triunfando le daban al garaje, con el Punk en sus albores sus canciones eran puro Pop y miel, y con el electro-pop poniendo hombreras ellos parecían salir del Mersey-Beat. Por esto y mucho más, los Flamin´ Groovies son el estandarte de hacer lo que a uno le da la gana y entran directamente como un cobete en los cuarenta principales, Yeah yeah Wah (Joaquín Luqui en mi cabeza).

Composición: Cirilio rodeado de R&R, R&B clásico e invasión británica pertrechada por sustancias radioactivas como Roy Loney, Chris Wilson o Tim Lynch. De contenido excipiente puede encontrar la forma de tocar la batería sin batería y dejarse los muslos de color rosáceo, esencia garajera y restos de Dextrometorfano.

Indicaciones: En su variante masticable desperfeccionará su acento inglés de Fernandisco al instante y tan solo podrá berrear. Ingeridos por vía intravenosa sufrirá una crisis y se pondrá las gafas de sol de Cirilio. Si lo toma en gran cantidad notará un alivio en la zona lumbar después de conseguir levantarse del sofá.

Posología: 1 comprimido cada 6 u 8 horas. Preferentemente tomar una dosis antes de acostarse. Usar siempre la dosis mayor que sea efectiva. En caso de ancianos no es preciso modificar la dosis, si bien es preferible consultar a un experto.

Contraindicaciones: No aptos para los que utilicen la raqueta de tenis como arma deportiva y no como guitarra. Si ha estado sometido a presiones radiofónicas de Intereconomía puede sufrir trastornos alucinógenos y plantearse si su vida no sería mucho mejor si apagara la radio.

Dejamos para fans y medio, un auténtico brebaje de la época de los Groovies en la que Cirilio y Roy Loney eran un matrimonio bien avenido y no uno cualquiera de las matrimoniadas de José Luis Moreno. Hay demos, directos y estarán casi todos: Laurie, un doctor, Louies Louies y “Alguno Más”.


Contraseña: peluquin




8 comentarios:

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

¿Utilizar la raqueta para hacer deporte? ¿A quién se le ha ocurrido semejante burrada? De toda la vida se la ha utilizado para hacer punteos blueseros y jevitrones ¡que no me entere yo!

Diving Dwarf dijo...

Aprovecho para decir que la conexión telequinésica entre nuestros blogs funciona mejor que la wifi que tengo en casa.

Estaba a punto de dedicar una entrada a estos infravalorados de San Francisco, por lo que esto sólo cabe de tildarlo de romántica coincidencia, (esto último dicho siempre desde la atalaya de la heterosexualidad, con una cerveza en la mano e interrumpiendo las palabras ante el empuje de efervescentes eructos, al tiempo que me rasco los gluteos a dos manos con inusitada virulencia).

Tenia el Supersnazz, el Flamingo y el Teenage Head "piratillas", y tras pasarme cerca de 2 meses escuchandolos en el coche en exclusiva (oxigenando mis oidos con alguno de los fresquisimos programas de Intereconomia), HE LLEGADO A AMAR CON LOCURA a este grupo.

Yo soy mas Roy Loneyero que Cirilista, pero recomiendo unas grabaciones tras la salida de Loney, ahora agrupadas en el fantástico SLOW DEATH. Canela en rama. Y yo pensaba que sin Roy Loney se habian amariconado: la virgen, qué discazo...

Tobitas en los *uevos (porque no llego más arriba),

El Enano

Diving Dwarf dijo...

Por cierto, ¿que hay de esa entrada referente al Hard Again?

Diving Dwarf dijo...

Aun a riesgo de convertir mis intervenciones en pura cacofonia y pleonasmo innecesario, prometo a los lectores de este post informar de cuál es la contraseña del archivo RAR.

De momento he probado con Jimenez-Losantos, yeyuno, bocadillo-de-chorizo:2.50, auanbabuluba-balambambú e Intereconomia.

Inasequible al desaliento proseguiré con mi búsqueda del santo grial. No desfallezcais ni perdais la esperanza.

Siempre vuestro,

El Enano

Tomás Verléin dijo...

@ Esquimal

No hay que olvidarse del paso del pato del tío Chuck y la quema de raqueta-guitarra al estilo Hendrix (esto nivel experto ya).

@ Diving Dwarf por triplicado y a doble espacio

Esta comunión bloguera está alcanzando cotas inesperadas. Alguno tenemos que salirnos por peteneras (un crítica sobre algún recopilatorio de Isabel Pantoja catando God Save The Queen o cosas semejantes). Si ya coincidimos en eso tendremos que hablar con nuestros respectivos progenitores MUY seriamente.

Lo del Hard Again está siendo muy duro (nótese mi clarividencia haciendo chistecitos en dos idiomas). De momento he recurrido a un chamán para que me ponga en contacto con el bueno de Muddy, pero parece que no tiene cobertura o que se había ido de farra con una tal Jimi...

Por cierto, la contraseña, tras duras investigaciones que me han llevado, incluso (un esfuerzo ímprobo, a preguntarle a mi excelso compañero es... peluquín Que lo disfruten

Gracias a todos

Lucas dijo...

El club mejorando día a día. Con los Flamin´ Grovies tengo ardientes deseos de que me entierren con sus discos. Gran recopilación cancionera de estos locos. Saludos!

61 y 49 dijo...

Estos medio locos son uno de los secretos mejores guardados del mundo rockero.

Larga vida a los Groovies!. A mí también me gusta más la primera época cuando estaba Roy Loney, aunque escuchar el Shake Some Action me hace dudar seriamente. Roy Loney estuvo de gira hace un par de años junto a los Señor No y hablan bastante bien de los conciertos.

Gracias a todos por la visita y un saludo.

El rey lagarto dijo...

Sin miedo a equivocarme, creo que podriamos montar la nueva version de alguien volo sobre el nido del cuco...
Creo que el resto de el mundo esta loco, nosotros deberiamos gobernar el planeta.