viernes, 6 de febrero de 2009

50 años desde el día que la música murió

Me fastidió un poco que algunos periódicos de este pasado Martes (lo digo desde la ignorancia, por supuesto, de no haber visto todos los medios ese día) no se acordaran del cincuenta aniversario del accidente de avión que se llevó hacía otra vida a Buddy Holly, Ritchie Valens y Big Bopper.

Todo fue un tres de Febrero de hace ya cincuenta años, lo cual debió de ser síntoma de que era una noticia pasada de época si Bruce Springsteen actúa en la Superbowl. El músico Texano, y probablemente las mejores gafas de pasta del mundo del Rock And Roll (que nos perdone Elvis Costello), andaba en la gira Winter Dance Party por el estado de Iowa (muy conocido para los seguidores del Ala Oeste de la Casa Blanca) junto a alguna que otra leyenda de la música de los cincuenta como The Big Bopper y una de las primeras apariciones musicales en EEUU de un chicano como era Ritchie Valens. Era una época en la que salir de gira no era precisamente sinónimo de aviones privados, cenas con buenas cigalas y algunas otras cosas a las que parecemos acostumbrados últimamente, sino más bien algún autobús ruinoso e interminables viajes cruzando carreteras bastante solitarias, por lo que un viaje en avioneta era realmente muy bien recibido por aquellos músicos que se trituraban a base de kilómetros en la carretera.

El resto de la historia es de sobra conocida, el invierno de Iowa es bastante perruno, el piloto de la avioneta que les llevaría a los tres hasta Minnesota era novato, el pasaje de Ritchie Valens sorteado entre él y Tony Allsup que sería quien se quedaría en tierra salvando finalmente su vida, y un accidente aéreo a los cinco minutos del despegue que sería recordado como “El día que la música murió”. Solo unos pocos años de carrera convirtieron en un mito a Bopper, Valens, y sobre todo a Buddy Holly, que ha sido inspirador y reivindicado en una lista de músicos realmente extensa. Los que sí se han acordado de dicho episodio han sido esos héroes anónimos como son las compañías discográficas, que publicarán un nuevo recopilatorio, pero esta vez acompañado de actuaciones de Holly en el show de Ed Sullivan y entrevistas inéditas. Pese a todo, cualquier material que sirva para recordar su música será bienvenido.

7 comentarios:

zas dijo...

Si te sirve de algo nosotros rendimos tributo ayer en mi bar a dicho evento y fue un éxito, raro además, porque los jueves no suele haber nadie, te dejo el enlace por siquieres verlo, un saludo.

http://elotroladobar.blogspot.com/2009/01/winter-dance-party.html

Tomás Verléin dijo...

Menos mal que tengo un compañero que no me lo merezco y actualiza como es debido. Esto pasó desapercibido en muchos medios. Por lo que tengo entendido (pero no lo sé seguro), el sobrenombre de 'el día en que la música murió' fue puesto por Don Mclean

61 y 49 dijo...

Yo leí El País y el Público (ya sé, una sesión de progresismo importante, pero es gratis) y ninguno de los dos mencionó nada. En El País venía "la resaca de los Goya" con vestidos, trajes y post-fiestas. En Público venía Brad Pitt y un reportaje de los que nunca hay en dicho periódico sobre un libro del Franquismo. Telediario también vi a intervalos un par de ellos, pero aquí me mojo menos.

Supongo que los lectores de libros sobre Franco estarán encantados, pero alguna noticia histórico-musical también es de agradecer.

Me hubiera gustado estar en Salamanca y beberme alguna cerve en "el otro lado bar" (no hay uno en malasaña de mismo nombre?) pero la Fotogrametría es absorbente, incluso para unas neuronas que estos días no pasan de estar mirándose unas a otras sin saber qué hacer.

Saludos.

Pepo dijo...

Amo a Buddy Holly, y cuanto más escucho sus discos más me gustan. Ese estilo de tocar la guitarra, esas producciones y sobre todo esas canciones las llevo en el alma. Por cierto, no se si conoceréis a los Fireballs de Nuevo Méjico, era un grupo instrumental muy vinculado a Holly que también grabaron con Norman Petty, son alucinantes.

Señor Insustancial dijo...

Día tenebroso...pero le ha valido a Don McLean para escribir "American Pie". Sin saber que años después Madonna la versionaría...otro día tenebroso...

Orbison dijo...

Poco a decir a tan memorable post, realmente creo que allí, ese 3 de febrero del 59 todo se vino un poco abajo. No puedo imaginarme que hubiera sido de su música y de la progresión de la música en general si esos 3 grandes monstruos hubieran seguido su camino...Grandes.

61 y 49 dijo...

Lo cierto es que esta entrada se publicó por la perruna que tenemos últimamente para actualizar las cosas y con un poco de mala leche porque no se hubiera informado decentemente a toda la pléyade musical sobre uno de los días más tristes (musicalmente hablando).

Prometo cual político de turno en "tengo una pregunta para usted" que nos curraremos algo más acorde a la calidad de Buddy Holly, y si yo miento, tenemos un dicho: "que lo haga Tomás o el Ministerio de Cultura..."

Gracias a todos por la visita y también a Pepo por su recomendación, viniendo de "Magic Bus" no creo que sea nada malo.

Un abrazo a todos.