miércoles, 19 de diciembre de 2012

Lista obscena de favoritos 2012

Cada año por estas fechas, cuando todo el mundo publica listas con los mejores discos del año, un servidor aún se encuentra con lo indispensable de tres años antes, descifrando como mucho una novedad o dos de las que llegan con cuentagotas (y cuando digo novedad puede ser algo publicado hace meses) mientras además evalúo que en tal listado es increíble que cierto disco ocupe el lugar veinte cuando podría ser mi favorito dos años después de que se publicara. Un lío. Sin embrago, algo ha ocurrido este 2012 que no han parado de llegar frescas novedades, y que como es natural en este ciclo musical, seguirán apareciendo. Por ello, y por primera vez he sido capaz de confeccionar una lista de favoritos (no los mejores, eso se lo dejo a los críticos que de esto saben mucho más) que al menos a mí me resulta casi casi pornográfica. Por ello cada uno tiene asociado un mes, para que en 2013, y reutilizando vuestro calendario ligero “Un fresco 1976 con Marisol” puedan anotar cada uno de ellos si es que aún no se los han llevado a las orejas.

2012, o el año en el que descubrí que Tony Genil seguía vivo (y no es broma macabra).



(12) Miss Junio. The Attention! – Gettin’ All. No podría faltar en un listado hecho en este bloc un grupo de Garage y Rhythm & Blues que visten elegantemente trajeados y graban un vídeo con chicas sesenteras bailando mientras ellos reparten chulería mod por doquier. Los austriacos no son nada novatos en esto, pues su primer disco homónimo también era recomendable, pero es que este es todavía mejor.

 




(11) Miss Septiembre. Langhorne Slim & The Law - The Way We Move. Si algo me fascina es la gente inclasificable, y Langhorne Slim lo cumple pero muy de largo. Hace Folk, toca con banjo, tiene un grupo igual de fascinante, son rurales, lo hacen bien, tiene una voz peculiar, hay contrabajo, moreno de bote, se pueden poner profundos, etcétera, etcétera, etcétera. Ah, y lleva sombrero. Y una vez vio un zepelín. Denle una oportunidad, no dejará indiferente a nadie.

 


(10) Miss Enero. Nick Waterhouse – Time´s All Gone. Aunque ya en la crónica del Purple Weekend di mis impresiones personales sobre un Nick Waterhouse al que no acabo de encontrar afiliación amistosa, su disco tiene calidade incuestionable. Soul oscuro, R&B, y apoyado en que Waterhouse canta bien, toca la guitarra mejor y el grupo del que se acompaña son de todo menos mancos. Dejaré de lado lo bien o mal que me caiga, al fin y al cabo, cuando uno come buen solomillo no se preocupa de saber si la ternera era simpática y daba los buenos días (que me perdone el señor Waterhouse la comparación).

 


(9) Miss Noviembre - Beachwood Sparks – The Tarnished Gold. Uno de los múltiples regresos que van a aparecer en este listado. Sería el más largo si no fuera porque en esto los Redd Kross se llevan sin lugar a dudas el trofeo en forma de premio anual por su sobresaliente labor en el campo de la excelencia del retraso. No obstante, han pasado diez años del último disco de los Sparks y estas esperas suelen conllevar la decepción. No. A mí poco a poco, y cada vez creciendo, este disco me ha conquistado. Country y pop de una suavidad exquisita. Abandonan un poco el lado más psicodélico de anteriores trabajos en pos de la tranquilidad y la gran sensación de bienestar que deja escuchar este disco. Si Beachwood Sparks regresan, estamos de enhorabuena.

 


(8) Miss Diciembre - I Was A King – You Love It Here. En algún momento de mi existencia y las lagunas mentales sólidamente ligadas a ella, escuché algo de estos noruegos en un disco homónimo con una portada que parecía hecha con espirógrafo. ¿Se acuerdan del espirógrafo? Pues no ha vuelto en forma de chapa. A lo que iba, un disco que se basaba en ese estilo llamado Dream Pop, con un cierto parecido a My Bloody Valentine y grupos de similar ruido sonoro. Me debió de pasar inadvertido. Pero como todo grupo necesita un gran químico, parece que estos muchachos lo han encontrado: Norman Blake. Si además de Blake, añades que Robyn Hitchcock pasaba por allí, imaginen, les han llevado por terrenos más pop dejando un disco de los más apañado, con más parecidos a Teenage Fanclub (¿existe algún buen grupo que en algún momento no se hayan parecido a Teenage Fanclub?) o incluso me recuerdan un poco a alguna época de los Nada Surf. Con esa nómina de colaboraciones, cualquiera se marca canciones como Frozen Disease.

 


(7) Miss Abril - Redd Kross – Researching The Blues. Si alguien esperaba que después de quince años, el grupo más chicloso de cuantos han pisado terreno terrestre se hubiera pasado al Blues y las influencias del Delta se habrá llevado una gran decepción y una tremenda bofetada de decibelios. Quince años y no se han perdido en lo que mejor saben hacer, que es estar muy pirado y el powerpop pasado por una batidora en la que entran sin perder ni un ápice de pegajosidad el punk, el glam y el desenfreno. Sólo al final hay un par (¡un par!) de canciones que flaquean entre tanto nivel. Treinta minutos de disco, suficiente para que los Redd Kross te pasen por encima, y a cualquiera que se ponga por delante.

 


(6) Miss Agosto. Hi-Risers – Hang Around With You. Otro de los retornos de los favoritos entre favoritísimos, los tres de siempre: Greg Townson, que es achuchable de por sí, Todd Bradley, que con su vozarrón de señor del monte ha puesto una nota más de achuchabilidad en canciones como “I´m In Love With My Record Collection” y Jason Smay, el señor con las manos más rápidas al otro lado del atlántico. Siguen siendo adorables, sin discusión alguna. Actualmente el mejor grupo de influencias americanas que toda persona a la que apriete el nudo de la corbata debería arrimarse. Siguen dándole absolutamente a todo lo bueno (R&R, Surf, Garage, Pop, Beat, Country…) y a todo lo que se acercan lo siguen hacen bueno. Crisis, depresión y todo ese tipo de cuestiones no tienen cabida en el diccionario particular de los Hi-Risers. En las catorce canciones de Hang Around With You se halla la fórmula para empaquetar todos los problemas y mandarlos al cuerno.

 


(5) Miss Mayo. The Ripe – Into Your Ears.  Lo reconozco: los escuché en El Sótano de Diego RJ y me llamaron la atención, un grupo con Jake García (ex Ugly Beats), Gian Ortiz, Nick Yaklin y que había incorporado a Jorge Explosión al mismo, pero estaba a otras cosas mientras escuchaba el programa, quizás pasando la fregona o una de esas acciones comunes de hoy en día. Escuché el disco y una vez más debía estar a otras cosas. Segunda prueba, le voy cogiendo el hilo. Meses después sigo enganchado a ellos y me declaro incondicional del sonido de suave psicodelia y pop que ha hecho de este Into Your Ears uno de mis discos favoritos del año.

 


(4) Miss Febrero. Ángel Kaplan – Pictures From The Past. Si alguien ha escuchado el disco y no se ha percatado de esa fina raya encima de la letra “a” que ha perdido la verticalidad por una ligera inclinación a la derecha pensará: “Ya está. Estos yanquis lo tienen muy fácil, vivirá tranquilamente en la costa Oeste con todas las influencias del soleado pop de allí a mano. Con acceso fácil a discos de Big Star y los sonidos de Memphis. Seguro que se levanta por la mañana y tiene un estudio de grabación junto a la puerta de su casa”. Error. Ángel Kaplan es de Asturias, y ha grabado para el sello extremeño Sunny Day uno de los discos favoritos de este año. Desconozco si ya existe versión en cedese, pero la tirada limitada y numerada de 500 copias a 45 rpm, con un diseño tan cuidado como espectacular es indispensable si se cruza en tu camino (cosa que a día de hoy puede no ser tan fácil).

 


(3) Miss Julio. Allah Las – Allah Las. La primera experiencia con los Allah Las fue una descarga legal (que sí, confiemos de primeras que así es) que recopilaba sus primeros singles y demos. Cuando me puse a escucharlo sólo me funcionaban dos canciones, bien por mí. Una de ellas “Catarman” dejaba entrever que el proyecto de estos jóvenes californianos tenía buena pinta: Sonido de la costa Oeste y pop con dosis justa de psicodelia. A la llegada del álbum completo todas las previsiones se colmaron: canciones sensacionales y un sonido sesentero que engancha desde el principio y ya no te suelta. O mucho me equivoco, o por alguna de esas desconocidas razones que hacen que un grupo de una propuesta tan especial triunfe, a estos chicos los veremos dentro de poco loados por las más amplias masas inimaginables de modernos.

 

(2) Miss Octubre - The Mastersons – Byrds Fly South. Con este disco llegó todo rápido: Escuchar el disco en el walkman moderno, ver en el teléfono moderno que tocaban al día siguiente, según iba en el transporte público que hace años era moderno pararse a comprar las entradas para un concierto acústico para sólo noventa personas, y una barra de pan. Y en esos dos días transcurridos: Fan. El matrimonio real formado por Chris Masterson y Eleanor Whitmore, durante cierto tiempo tocando en la banda de Steve Earle, ha aprovechado su primer disco en solitario para suplir el hueco que van dejando los Jayhawks más brillantes. Podría parecer exagerado, pero no lo es. Country suave, perfecta simbiosis entre tradición y buen pop, melodías incomparables, las voces (la de Chris muy parecida a la de Gary Louris) y sonido exquisito. Quizás menos “Blue” que los de Minnesota, pero ya se sabe que los pájaros que vuelan hacia el sur lo que buscan es un aire más cálido.

 


(1) Miss Marzo - Gentleman Jesse – Leaving Atlanta. Número uno por muy diversas razones, pues esto de las listas es harto complicado. Porque el disco, muy evidentemente, es una obra magna de rock and roll y powerpop que mejora el ya de por sí agradable plato que suponía el debut de Jesse Smith y del que dimos buena cuenta aquí. Parece que a la hora de confeccionar listas se olvidan cosas que asimilas tan rápidamente que parece que han estado ahí toda la vida, cuando en realidad no es así, concretamente Leaving Atlanta se publicó en Marzo y ya parece un clásico entre mis discos favoritos. No podía ser de otra manera con canciones como “I´m A Mess”, “I´m A Lonely” o “What Did I Do”. Otra de las razones, es que como buen español, y ante la duda, la gente que me cae bien tiene ciertos privilegios, y como me dijo Tomás Verléin tras escuchar la entrevista que le hicieron en El Sótano, éste es de los que ves al instante merece un cargo público de confianza. ¿Qué el concierto que dio en el Purple Weekend también tenga algo que ver? Por supuesto. Por esta y muchas cosas, Leaving Atlanta ha dado tantas alegrías en lo que va de año, y los que vienen.

 

10 comentarios:

Azul (MrBlue) dijo...

En mi lista de las mejores listas del año, esta lista esta en lo alto de la lista. Se entiende, no?

Abrazos!

Tomás Verléin dijo...

Sé que lo digo cada vez que mi númerico compañero monta una recopilación de estas, pero: "esta lista es el bien absoluto", que dirían en cierta peli del Señor Spilbero.

Brazos.

Johnny dijo...

Joer, qué enorme obscenidad. Esta lista es transgresora, y cualquier recomendación suya bien sabe que es para mí que es como una terapia. Y esta todavía más.

Al grano. A ver si me da tiempo y preparo otra, alguna coincidencia creo que habrá. Por partes, 1) me interesaría mucho un envio de esos austriacos del puesto 12. 2) Ese soul oscuro de Nick Waterhouse me ha sorprendido. 3) Tengo el de Beachwood Sparks y solo leo que parabienes pero no me acaba de entrar por la puerta grande. 4) Sobre los Fab Kross ya sabes todo lo que podría decir. 5) El de The Ripe y el de Angel Kaplan pudieran tienen probabilidades de abrir huecos, no estaría mal con los austriacos. 6) Los Mastersons había escuchado el tema de marras y me impactó pero todo quedó ahí, ahora he comenzado ya un cursillo acelerado con el fin de intentar doctorarme antes de que finalice el año y que pueda entrar a formar parte de mis elegidos. Recibe unos brazzzzzzos agradecidos.

Johnny dijo...

En pleno curso intensivo me he vuelto a acordar de usted. No me dijo hace algún tiempo en privado que le costaba cambiar de disco y de valorar novedades? Me temo que le ha pasado como a mí en el año en curso. Esto es la anarquía.

Red River dijo...

Esto es jugar sobre seguro.
Doce pelotazos.
Como no podía ser de otra manera en este garaje.
Salud!

Savoy Truffle dijo...

Bien bien, sólo coincidimos en Redd Kross, como no podía ser de otra forma, aunque sabes mi devoción por los Hi-Risers, éste último a pesar de ser un gran disco no es el mejor de ellos para mi, eso si le da mil vueltas a otros, se quedó en el puesto 11 en la mía.

Necesito por la senda secreta de los brazzos los discos de las posiciones 1, 3, 9, 10 y 12.
Agradecido.

Brazzzos.

Savoy Truffle dijo...

Por cierto, un aplauso al póster de Tony Genil. Hace poco le vi en el metro y está igual de impoluto. Un grande de España.

Brazzzos.

61 y 49 dijo...

Muy señores míos.

@Mr. Blue: Se le entiende claro y nítido. Somos mucho de Mr. Blue, de puesto alto de lista para arriba. Gentleman Blue desde este momento.

@Apañero: Los recopilatorios..., siempre son esa cosa que uno hace para que sólo se escuche Enjoy The Silence. A día de hoy es la única verdad inmutable en el mundo de las listas. Creo que si me hubiera visto maquetar esta entrada con sus vídeos, fotos, líneas... hubiera sido el mejor día de su vida!

@Johnny The Minister: Lo mejor para el fin de año es, en primer lugar, que alguien sea bondadoso y te pele las gambas, y en segundo, ponerse guarrete con una lista anual.

Me he puesto a las peticiones. El de Beachwood Sparks es tranquilillo, pero sí se le pilla el truco es buen disco. Yo últimamente necesito de ese tipo de discos. The Ripe, misma cosa de antes con lo de pillar el truco. ¡tachán!. The Mastersons, esos sí que van a ser grupo a seguir, en un directo sin grupo ya se les vio hechuras de entrar por la puerta grande del country-indie-modernillo.

Es cierto que lo dije, y lo sigo creyendo, no sé lo que ha pasado este año que al recapitular me salían veinte rodajas que me habían gustado lo suficiente para ponerlas en una lista. El año que viene soy capaz de entrar aquí y rehacer la lista por completo. Del uno al doce.

@Red River: Nos ha pillado. Esta lista es más segura que darle a Ryan Adams una botella de vino y que no quede de ella ni el corcho. En su blog sí que se encuentra solomillo de primera.

@Mesiè de las Chòcòlatàs: El de los Hi-Risers que más me gusta es el anterior, pero muy de Gregorio soy, le colaría en la cola de la carnicería sin dudarlo. Me iré poniendo con los números que me pide ¿por casualidad son los números ganadores del sorteo de la primitiva?

Si Tony Genil viaja en Metro y no en Tasis, este país se va a pique.

Agradecido me ando con su presencia por estos lares. Un brazzo.

Nota: Compré antes de ayer el nuevo disco de Kurt Baker y podría ser el extra de la lista. Fresco disco para navidad el que ha hecho el peluquín...

Alberto Secades dijo...

Empecé a escuchar las canciones de la lista y, con sentimiento creciente, iba adquiriendo una sensación de que la lista debía abarcar un periodo más amplio que un sólo año, porque la selección es, sencillamente, impecable.

Para escuchar y escuchar.

De 10. Enhorabuena.

61 y 49 dijo...

Alberto Secades: Gracias por tan amables palabras. Somos de los que desharían una lista en el momento de hacerla y volverla a organizar tanto como de poner una bombilla y tras bajar de la escalera cambiarla instantáneamente por una de bajo consumo. Se agradece que guste tal cómo está. Un brazzo.