sábado, 26 de febrero de 2011

El Club de la Pirindola (Quinta)

Paul Weller

Tras una provechosa conversación con nuestro honrado ministro, el señor Johnny Dibud (¿De verdad alguien no ha tenido una provechosa conversación con este hombre?), comentábamos la excelsa capacidad de hacer grandes canciones que tiene el bueno de Paul Weller. Nuestro Mod favorito ha aunado como nadie la pasión por el pop inglés que más nos gusta con los sonidos del Rhythm & Blues y el Soul de la Motown. Por eso, por la dignidad que deja tras cada nuevo disco (¿sabrían dibujar la palabra dignidad en una partida de Pictionary?) merece estar en el club de los que hacen lo que les sale de la pirindola… y lo hacen bien. Por eso, y porque quince años antes de todo eso del Britpop sacaba grandes discos, y quince años tras la muerte de esa etiqueta sigue haciéndolo. No duden en medicarse sin control con sus álbumes.

Composición: Cada comprimido del señor Mod contiene 200 miligramos de Pop (no dañino para la salud), 50 miligramos de Soul, 50 miligramos de R&B y gramos del mejor pop inglés de los sesenta como principales activos. Además contiene los siguientes excipientes: estearato magnésico, músicos excepcionales y aroma a honestidad en sus canciones.

Indicaciones: El Pop y R&B presentes en cada píldora, son sustancias recomendadas a pies juntillas que actúan neutralizando el exceso de ácido en el estómago y en el amargor bucal generalizado provocado por la ingesta masiva de alimentos sonoros en mal estado.

Posología: En adultos, tomar uno o dos comprimidos auditivos tras la ingesta de discos defectuosos. Si el problema persiste puede tomar alguno más, e incluso si la crisis dolorosa ha sido muy aguda es recomendable acompañarlo con alguna bebida espirituosa de más alta graduación cuanto mayor sea el dolor. Los comprimidos deben degustarse lentamente y paladearlos durante un tiempo, no los trague enteros directamente. Niños y embarazadas pueden tomarlo sin riesgo y pueden aumentar la dosis según crean conveniente.

Contraindicaciones: Una vez solucionados los problemas de acidez, debe evitarse mezclar sus canciones con aquellos alimentos que le habían provocado los problemas anteriormente descritos. Debe evitar la mezcla con tacrolimo y ciclosporina (utilizados para el trasplante de órganos y gustos musicales), pentoxifilina, y en presencia de cualquier persona de reconocida seriedad o personalidad gris.

En esta ocasión, no hay regalo preparado. Ya saben perfectamente donde encontrar las canciones de este hombre cambiante.

6 comentarios:

Bruno dijo...

Lo bueno de este compuesto es que no intoxica, así que puede consumirse cuanto se quiera sin peligro alguno.

Un saludo.

PD: por cierto, solo la señora Van Houten sabe cómo dibujar la dignidad xD

Savoy Truffle dijo...

Pedazo de músico. Tiene una de las carreras en solitario de más alta calidad que pueda haber. Es impresionante (por cierto, coincide que uno de mis próximos post es para él). Toca varios palos, rock, pop, soul, y todos a un nivel de gigante, con calidad, con estilo, con elegancia. Y en directo, no sabría como decirlo, lo he visto ya 3 veces, y sale uno la mar de contento, cantando sus canciones... eso quiere decir algo. Viva Paul Weller!!! Saludos.

India dijo...

Joooopelines,joooopelines,jooopelines...ahora que yo no tengo tanto tiempo de blog os ponéis las pilas,eso no se hace cachoperros!Omaíta la de tarea que tengo por aquí...y qué pedazos de entradas os habéis currado y yo en el guindo...
Pues que leida la entrada,me he quedado con ganas de daros envidia desde el primer párrafo jijijijiji porque aquí la menda lerenda sabe de primera mano que es imposible hablar con JohnnyDibud y que tus neuronas no se aceleren...y ya si lo ves y lees su lenguaje corporal es la hostia repanocha!
Volveré,es una amenaza,pero sí...volveré y además,prometo que leeré todo aquello que me he perdido,y lo que es peor!os comentaré en cada una de ella!juaaaaaaajuajuajuajuajuaaaa
Achuchones!!!!

Johnny Dibud dijo...

Querida equivalencia a 110: eres muy grande, no me cansaré de decirlo, y no lo digo por citarme (por cierto, no todo el mundo tiene el mismo concepto), realmente cuando tengo mareos, flacidez muscular, degeneración neuronal, agobios vitales, visiones en la guantera y atisbos de enviar a correr viento este submundo, paso por aquí y recupero alimento para mi espíritu.

Claro, cómo no me va a pasar en esta ocasión si por poco me meto una sobredosis de comprimidos que ni una sobredosis de aspirina u otros estupefacientes acabados en ina. Es más, leer este post ha sido una especie de antiinflamatorio, aunque de todas formas, a mi entender realizaría una serie de variaciones en cuanto a los miligramos de la composición de cada comprimido aumentando más la parte correspondiente al soul y quitándole al pop.

Grande Paul Weller, grande Garajeland, grande Vd. y grandes brazzzos.

Benet García dijo...

Muy buen blog. Te hago un enlace al mío www.rockfloyd.com

Justo he escrito un post sobre Paul Weller este fin de semana.


Saludos

61 y 49 dijo...

Hola a todos, con el retraso habitual, santo y seña de esta casa (pero un poco menos).

@Bruno: Está bien saber que cuento con un gran Beatlemano para que en una pártida de Pictionary un compañero sea capaz de descifrar mi dibujo de la maicena. Que la gente visite su blog, merece pena como diría Radomir.

@Mesié Chòcòlatè: Tuvimos la ocasión de verle en el lejano MetroRock. Impresionante. Sólo al final del concierto perdió la elegancia por un ligero y sútil cerco a lo Camacho en la zona de la axila. Y aun así: tremendo!

@India: A la de ya, volveremos a nuestros fueros y publicaremos de cuando en cuando y de forma cada vez más lamentable metiendo con calzador más comentarios de los Simpsons que nunca. Eso sí, sin sus comentarios vivimos mucho peor. Que es usted la red social en sí misma de garajeland. Algo así como Indiacercando People (Nota: Eslogan no plagio de Nokia).

@Johnny "Ministro güeno" Dibud: La leche! no nos diga que le pasan todas esas cosas, que nadie construye carriles bici como usted y se mimetiza tanto con nuestros gustos musicales que parecemos la marca de la camiseta del Valencia (me pido la de pechos prominentes). Todo esto de las medicinas y su composición es tan aleatorio como la cantidad de perejil que hay que poner a la comida: se sabe que lo lleva, pero siempre cae la que quiera el tarro (no sé si eso ha tenido sentido, pero da igual, Weller mola).

@Benet García: Muy amable por sus palabras. Por si acaso no lea las cosas en profundidad o puede cambiar de opinión rápidamente. Ya pasé por su casa a leer su post.

Agradecido me ando con su presencia en este bloc. Abrazos a todos.