jueves, 21 de mayo de 2009

Contacto con tacto (IX): The Wave Pictures


Sala Neu! Club (Madrid) - 25/04/2009



Ya que mi compañero ha iniciado el capítulo de las confesiones les diré un par de cosas: primero que, "y la flauta", quiero decir: que yo sí duermo con pijama (mi señora madre no permite deslices en este tema) y me encanta el Transformer y segundo, que siempre que veo 'Algo pasa con Mary' pienso en quién sería el grupo que glosara mis andanzas como ocurre con el protagonista de la película. No crean que es una cuestión baladí, porque no es lo mismo que el grupo sea Sergio y Estíbaliz que los Motorhead, aunque mi mente calenturienta imagina (no sin disfrute) una versión del Ace Of Spades al ritmo del chacacha del tren.

Muchos fueron los candidatos que se quedaban a un sólo paso del premio en los euromillones (si usted está leyendo esto, es de Mallorca, y ganó 126 euros que sepa que le envidiamos -y mucho-), pero después del concierto del 25 de abril me di cuenta de que la búsqueda daba a su fin. La respuesta eran estos tres pelanas de Inglaterra, Los Wave Pictures habían ocupado ese lugar; no tengo ni idea de por qué, pero apunto que las memorables canciones, las letras a medio camino entre lo cotidiano y la ironía inglesa de toda la vida o su pinta de haber salido de la Revancha de los Novatos habrán tenido que ver. Aunque albergo fundadas sospechas de que todo tiene que ver con subir al escenario a un señor a tocar el cencerro de manera estrambótica y no arrepentirse de ello. Quienquiera que cumpla cualquiera de estos requisitos (empezando por el cencerro) tendrá un hueco en mi corazón.


The wave PicturesDavid Tattersall, haciendo su particular homenaje a Tintín con un peinado que afortunandamente sólo se suele conservar hasta la comunión.




Dicho lo cual, vayamos al concierto. La expedición garajera dividida como la Galia en cierto cómic francés tuvo que hacer frente a dos citas ineludibles, así que el que subscribe acudió a la sala Neu! de Madrid (La Galileo Galilei de toda la vida, pero con público con gafas de pasta en vez de jersey de cantautor) apoyado por las bandas por los señores de protos y dos fichajes de invierno venidos de la Argentina. Con un aforo completito (el gen flanders debe salir a la luz), incluidas las mesitas de tomar el té y el palco de autoridades -verídico, es lo que tienen las salas bohemias-, el telonero Sj Esau (rápidamente bautizado como DJ Peluche por un miembro de la expedición) comenzó su actuación con una guitarra, un plato y una pedalera, a imagen y semejanza de lo que tan bien hace Jorge Hyperpotamus con su voz, pero que necesita un momento, un lugar y tener al público a favor, a lo que tampoco ayuda que en España mucha gente hable a gritos cuando alguien está tocando sus canciones. Esta bonita costumbre, junto con la de enviarte a donde Moisés perdió las babuchas cuando preguntas una dirección y queien te responde ni tiene ni la más remota diea de dónde está son dos de mis cosas favoritas de este mundo mundial.

Tras irse DJ Peluche, los Wave Pictures abarrotaron el escenario con el poco equipo que llevan: amplis pequeños, batería con lo justito... y empezaron con algunas canciones de su nuevo disco, menos conocidas para la plebe, pero que representan a la perfección el extraño sonido del grupo, tan conjuntado como peculiar (los solos de bajo se alternan con los de guitarra, las melodías saltan unas sobre otras, la métrica de las letras va a su aire, serían la pesadilla del profesor Largo de los Simpson), tan familiar como único; esa sensación que se tiene de conocer algo antes de que ocurra.


The wave PicturesSi ustedes cuentan dos bajistas, dos guitarristas, dos bateristas y dos señores tocando el cencerro acaban de pasar el psicotécnico de Garajeland


Lo que nadie se esperaba es que en directo estos muchachos cambiaran su sonido hacia uno más agresivo, más rockero, con David Tattersall atacando solos de guitarra que tenían más de Television que de lo que se les supone a una banda que navega entre Folk y el Pop en muchas ocasiones, aunque lo mejor que tienen es precisamente eso: que nunca sabes por dónde te van a salir, llegando a colocar un Reggae a hurtadillas o cambiando las canciones de su disco por versiones aceleradísimas de las mismas, lo que para algunos fue denso, para mí fue tremendo, The Wave Pictures consiguen navegar entre lo sublime (haciendo sus canciones más largas e improvisadas) sin convertirse una magdalena de pueblo a palo seco (para denso, denso, eso).


En estas, los Pictures atacaron una de sus canciones más coreables 'Strange Fruit for David', que muestra todo el talento como letrista de su líder, en una confesión surrealista de quien se ha visto rechazado una y otra vez por la protagonista de la película, pero a su vez es capaz de verse desde fuera a través de un cristal en una maniobra de egos yuxtapuestos que sólo David Lynch podría filmar. Lo que queremos decir es que si hay alguien que es capaz de escribir el siguiente estribillo: "una escultura es una escultura, una mermelada es una mermelada, pero una escultura de mermelada es una escultura, pero no es una mermelada" y salir del lance tan airoso como el tipo de Gescartera debería catalogarse como genio, del lo-fi, de la confesión del fracaso vista desde un vaso calidoscópico de Guinness y del pop a punto del desatre (que tan bien manejaba Pavement), pero un genio al fin y al cabo.


Poco a poco fueron cayendo las gemas del Instant Coffee baby, el primer Lp de estos benditos, como 'Cassius Clay' o 'Leave the Scene Behind', alargadas con fraseos de guitarra (hasta se coló un poco de Misirlou de Dick Dale), divertidos interludios donde David destacaba por su verborrea y el bajista por ser un hombre de pocas palabras (hasta cantando parecía que no abría la boca) solos de batería y la sensación de que estos muchachos esconden una maquina precisa entre su apariencia de recibir muchas collejas en el colegio. Sus canciones suben el ego más que el hecho de que, tras Cristina Tárraga, cualquiera puede salir en televisión y algunas contienen dinamita en sus estribillo: imposible resistirse a los 'la la la la la la la' de Friday Night in Loughborugh o 'Kiss me' canción que contiene una de las verdades más grandes que he oído nunca ("Ahora que me has robado mi copia de Pet Sounds, creo que has llevado todo lo que tenia que darte") y que seguramente hubiera sido aceptada por Kant como imperativo categórico (perdonen que no lo tenga muy fresco, en Selectividad me cayó Descartes). Todo con ayuda de Happy Alberto, que improvisando con ellos sonaba tan conjuntadamente como a la vista resultaba chocante (lástima no vean la foto) y, cuya presencia, dio uno de los momentos de la noche con medio público imitando su manera de tocar el cencerro (una especie de latigazo con salto final), mientras el otro medio miraba asustado. Puedo prometer y prometo que no les diré dónde me encontraba yo.


The wave PicturesEn esta foto se puede ver a los Pictures cuando pasaron un verano a lo mochilero por Europa. En la instantánea aquí cerca de Barcelona, haciendo excursionismo por el monte Tibidabo


Un bis con Happy Alberto, con la formidable 'Just Like a drummer' fue el final del concierto que sorprendió por su apuesta rockera en contraposición al carácter tranquilo del disco y por un gran sonido que no sabes si es por la banda, por la sala o por la intervención de Rappel. The Wave Pictures tienen un puñado de canciones que crecen en tu interior hasta que no puedes dejarla de lado y una sorprendente puesta en escena de tres pipiolos que son uno de los mejores power-trio de la actualidad, pero por favor: que traigan más veces al del cencerro. Estoy terriblemente enganchado a ellos, me temo.

Corolario: Un vez convencido de que los Wave Pictures podían ser los narradores en off de mi vida me acerqué muy amablemente a la banda una vez terminó el concierto y con cara de maníaco me golpeé el pecho mientras les gritaba: "sois mis hermanos, sangre de mi sangre". Las razones por las que David huyó despavorido todavía hoy me son desconocidas, caprichos de estrella emergente supongo.


Contraseña: peluquin





Vuestro amigo en el tiempo, Tomás Verleín

4 comentarios:

LA NIÑA DE LOS MURALES dijo...

Enhorabuena por la crónica, Tomás. Es muy ilustrativa como todo lo que usted publica, y como ando desde hace un tiempo desconectada del mundo conciertil, me ha servido para ponerme en antecedentes.
Referente al video de la semana, decirle que se me han caido unas lagrimillas, me ha recordao que como buena sureña, lo que tengo que hacer ya es ponerme las chanclas e irme a la playa a surfear y dejarme de estreses-
Al señor 61 and 49 darle ya el premio a la astucia o por lo menos invitarle ya a una juerga flamenca, que ha calao ya quien soy
Un beso y un beso(uno para cada uno)

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Juas, juas, pero Don Tomás ¿Cómo no vamos a saber de que lado estaba usted? Si es vox populi que está usted hecho un cencerro... jeje.

Me ha encantado la crónica y la canción del vídeo promete, así que me lo descargo a la voz de ya.

Por cierto, una duda que me reconcome desde la última entrada de su compañero, ¿la archiconocida contraseña de los archivos marca garajeland, no será una premonición a la par que sugerencia del triste estado del cantante de los Status Quo no?

Diving Dwarf dijo...

Don Tomas,

LOS PROSTras reubicar mi quijada en su oriunda posición, le felicito nuevamente por el texto sempiternamente yuxtapuesto a la crónica (lo de sempiternamente yuxtapuesto no es mio: lo decía un profesor de mi escuela a cuyas clases debíamos ir pertrechados del prontuario de momentos flectores, el diccionario de la RAE, y el de Maria Moliner).

Es usted un animal escénico y me postro ante su pluma con humildad.

El video es más que prometedor: gran melodia instrumental y vocal, y sobre todo, gran dominio de la situación y del respetable por parte del grupo: puede usted contar con una descarga más.

Coincido con usted tanto en 2 de mis preferencias fundamentales del mundo mundial: los que no paran de hablar, y los que te dan itinerarios alternativos para llegar a tu destino. Debo decirle que VIAMICHELIN ha probado con creces su capacidad para ir de Murcia a Albacete pasando por Calahorra, villa de alcurnia y linaje sin parangón y por la que todos deberíamos pasar independientemente de nuestro origen y destino.

LOS CONTRASTan solo en el caso de que estuviera usted haciendo un fino ejercicio de ironía (no muy frecuente en usted, todo sea dicho), y se esté autopostulando como candidato a la dominación del mundo con promesas electorales concernientes a la eliminación genética de los seres arriba mencionados, le advierto que mi programa electoral es de lejos más violento, beligerante y virulento.

ANEXOComentar al lapon que el RAR abre también si le pones STATUSQUOTOMALAALTERNATIVA y FRANCISROSSIESELPARECIDORAZONABLEDEIÑAKIANASAGASTICUANDOSEPONENDEPERFIL. Lo juro.

Tomás Verléin dijo...

Hola a los habitantes del blog

@Niña

Qué bueno tenerla (y retenerla) por aquí. Gracias por las loas inmerecidas. A mí estos chiquillos me han conquistado recientemente. El mundo conciertil está como siempre, pero tiene usted que volver.

El vídeo vino motivado por las escenas veraniegas que se están dando por Madrid, yo ya voy con pareo a todas partes, no le digo más.

61&49 es una de las mentes más preclaras que he conocido, pero para localizarla creo que empleó una regresión temporal a los tiempos de J. Edgar Hoover (vistiéndose como le gustaba al bueno de Edgar en la intimidad), el resultado ya lo sabe usted: está fichada.

Sé que mi compañero agradecerá que saque a la palestra estas cosas, es tan modesto...

@esquimal

Deniego todo conocimiento de qué, cómo y quién optó por la opción B, sólo diré que no era nada fácil seguir el ritmo de Happy Alberto.

Descargue, descargue usted. Es un grupo muy sorprendente en directo, pero el disco es de una frescura que viene bien para acompñarlo con un zumo de cebada y una piscinita bien cerca.

La contraseña, siento desilusionarle, viene dada por una anécdota del Duo Gomaespuma ( o dúo corchopán). Cuando vivían juntos en un piso de Madrid se la tenían jurada a un vecino pesado que llevaba un peluquín en la cabeza. Cuando le veían por la ventana del patio, uno de ellos gritaba peluquín y otro disparaba con una escopeta de esas con un corcho y una cuerda.

El vecino en cuestión les denunció por tener armas de fuego en casa y un perro peligroso y rabioso. Cuando la policía fue a ver a los gomaespuma les sacaron el armamento y el can del demonio (un cachorro de pastor alemán). La policía todavía sigue desmontada de la risa.

@ Don Dwarf

De nuevo me deja usted sin palabras o sin palabras me hallo que es más fino. Pues, quiera o no, su profesor le trasladó algo de su divina y magna sapiencia. Qué bien se expresa usted diantre!

Dale usted a la descarga, a ver qué le parece. A mí me gustan hasta los fallos (que los hay) del disco, pero teniendo en cuenta cómo está grabado no me extraña nada. Además, tiene unas letras gloriosas.

Yo una vez fui a la isla de la palma en autobús, lo juro, vía monasterio de piedra de El Escorial, todo por dejarme orientar por una "guía con encanto".

De ironía fina nada. Yo voto por poner lanzallamas de emergencia en cada sala para despejar el tema en plan coronel Kilgore. Le parece suficientemente violento? Yo imponer, no impongo nada, pero como pille un palo, la cosa cambia.

Un abrazo a todos