viernes, 23 de enero de 2009

Fábula musical e inverosímil

El Sargento Pimientas


Inusualmente llovía en Londres, era uno de esos días donde a uno le apetece pasar la tarde en El Corte Inglés. P. McCartney salía de sus clases de guitarra con un buen barullo de ideas en la cabeza. Se encendió un cigarrillo y se dispuso a pasar por aquel paso de cebra que no tenía semáforo, cuando una alarmante visión llamó su atención debido a que era Halloween. Un hombre iba disfrazado con chaquetas militares de colores y calzaba un bigote a la antigua usanza. Se paró delante de P.McCatney y le dijo: “Yo te conozco, tocabas en Los Pekenikes”, pero P. McCartney le tuvo que corregir: “No, no, yo soy P. McCartney”, aquel señor esperó un segundo y le dijo: “Tome usted esta entrada, dos tercios a siete euros”.

Cuando llegó a casa llamó a sus amigos del grupo para bajar a ver Informe Semanal, pero todos habían salido a comprar al Economato. Ese fue su toque de atención para examinar la tarjeta que le entregó el misterioso personaje. En ella se podía leer: “Rock hasta las seis, dos tercios a siete euros” y una foto de Tony Genil. Ante la falta de un plan mejor, se convenció para visitar aquel misterioso lugar.

Tardó un buen rato en encontrar el local, la tarjeta no tenía dirección y tuvo que ir preguntando por la calle cómo llegar hasta allí. En el interior sonaba el Pet Sounds y unos hippies hacían sonar instrumentos indios. P. McCartney observó el acontecimiento y no dudó en preguntar al primero que pasaba por su lado si ese grupo se llamaban como un utensilio de chocolate. “Creo que no señor, tienen nombre de despertador o de fresas. Y son psicotrópicos”. “¿Sabe usted una cosa encargado? Espetó P. McCartney, “Ahora mismo he tenido una idea para un disco y pienso disfrazarme para la portada”.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

que locura!

Tomás Verléin dijo...

Nada de esto tien validez, porque todos sabemos que Paul murió hace muchos años y su relevo lo tomó José Manuel Parada. Claro que quién tomó el relevo de Parada en cine de barrio. Esta reflexión está llevando por caminos algo peligrosos...

Diving Dwarf dijo...

Ya hora que alguien tuviera las agallas de contar la historia como realmente fue.

61 y 49 dijo...

No se puede estar más limpio ni más navideño, Tomás no sigas por ese camino, que tranquilamente podremos relacionar a José Manuel Parada y a Siro López con la creación del álbum blanco.

Hola Diving Dwarf, ya sabes que siempre buscamos la veracidad de la noticia, lo que no sé es como ninguno de los dos hemos estudiado historia.

Muchas gracias anónimo, me tomo a bien tu comentario.

Ah!, y gracias también a los otros dos.

Sr. Mondongo dijo...

jajaajja, ya decía yo, ya decía yo...
Escalofriante documento!

61 y 49 dijo...

Gracias por su visita Señor Mondongo. Nadie dudaba de que McCartney ya muerto no era capaz por sí solo de vestirse de gerifalte, y la ayuda de Tony Genil para estos casos es un remedio de la botica de la abuela.