sábado, 24 de septiembre de 2011

Nota informativa: El verano se ha acabado (de forma oficial).

Bertín Osborne pensando si es mejor echar cloro en pastillas o de forma líquida

Es por tanto que se acaba aquella estación más conocida por ser en donde la gente va a comprar en chancletas al Alcampo y en donde los programas de televisión se llenan de tipos afeitados, que no paran de beber mojitos al ritmo de música ibizenca para que el resto de mortales sepamos lo que es de verdad pasarlo bien en las vacaciones. Y sí, también es la época en la que este bloc (por si no lo era antes) se convierte en el más vago del mundo.

Porque sí, porque lo que es vago es este bloc, él tiene vida propia y nada de culpa tienen los administradores del mismo. Lejos de vaguear, el señor de los numeritos y Don Verléin se han encontrado inmersos en duros trabajos veraniegos. Sin ir más lejos, es muy posible que durante este periodo se hayan enfrentado a Tomás Verléin en los torneos de Chinchón On line y en el de Brisca Off Line de las fiestas patronales de Pedro Bernardo, en donde ha obtenido una gran reputación como jugador de la baraja española (siempre lleva un tres de espadas en la manga). Por su parte, 61&49 ha optado por alejarse del mundanal ruido, para ello se ha metido en un disfraz de Winnie The Pooh en la Puerta del Sol madrileña. Ha podido dar globos de cinco pesetas a sus hijos si han pasado por allí, y a su vez ha podido perder unos veinte kilos dentro del traje del oso goloso. Ahora es casi transparente por ello.

Pese a los contratiempos surgidos, la actividad en este su espacio popero musical vuelve al lugar donde se quedó. Salvedad que un vídeo de los estupendos Powder nunca está de más.

Siempre a los pies de los lectores de este espacio. Tomás Verléin y 61&49.


4 comentarios:

Savoy Truffle dijo...

Es bueno reconocer el tema de la vaguería, cacho perros, pero ya decía yo que el Winnie the Pooh de la Puerta del Sol me sonaba de algo...
Brazzzos.

Azul (MrBlue) dijo...

Tal nivel de Vagancia no merece menos que un tremendo y sonoro: Bravo!!

vinti dijo...

Buenas tareas ocupacionales en verano, que se pueden alargar hasta los descansos navideños. La vaguería es un don. Me hago fan. Besos.

61 y 49 dijo...

Hola almas nobles.

@Mesiè Trufè: Y ya sabe usted bien que era el mismo Winnie The Pooh que se acodaba en la barra del bar más cercano cada cinco minutos. Le vi tomando gazpacho en el menú del día.

@Mr. Blue (Mr. Azul): Esperemos que lo de la vaguería no sea una trampa para decir "estamos sin ideas". Lo del cerebro y tal.

@Vinti: El Otoño a partir de ahora funcionará así: Es el periodo que pasa entre vacaciones de verano, vacaciones de Navidad, pero aderezado con platos de cuchara. Escribiremos algo entre plato de alubias y plato de alubias. Ya ve como funciona el mundo.

Agradecido me ando de leerles otra vez por aquí. Brazzos para todos.