domingo, 21 de noviembre de 2010

Nada más que Soul

The Black Keys


The Black Keys - Brothers (2010)

Sopladores de vidrio. Más concretamente sopladores de vidrio españoles que fabrican probetas y tubos de ensayo para la investigación de las más variopintas enfermedades. Lo aclaro: sin estos artilugios, probablemente hoy no habría cura para la viruela o el estafilococo común (por mucho que le duela al Sr. Burns) o el baile de San Vito. Ésta y no otra fue la noticia más destacada del telediario matinal de Antena 3. Cuando la vi deduje su importancia porque en la escaleta estaba situada entre el bloque de deportes y la noticia sacada de Guinness de cada día. La noticia era gorda y, claro, me puse a darle vueltas. Esperen lo peor.


Lo primero que me vino a la cabeza es obvio: cómo se llega a ser el mejor soplador de vidrio del mundo. Ante la perspectiva de que contesten que soplando mucho nos quedaremos con la convención de que con una mezcla de trabajo y talento en el orden que más les guste aderezado con cebolla caramelizada, por supuesto. La segunda pregunta y la relevante aquí es (también pueden preguntarse si voy a llegar a algún lado y con razón): ¿Si son los mejores en algo podrían hacer otra cosa igual de bien? Es decir, podríamos poner a nuestros sopladores a hacer macramé y punto de cruz y que triunfaran de nuevo. No lo vean tan difícil, sólo habría que aplicar la misma fórmula de trabajo en altas dosis y confiar en que el talento nos siga. Algunos ya consiguieron esto, por ejemplo Michael Jordan, que pasó de ser considerado un atleta que destrozaba aros mediante mates a desarrollar una capacidad casi mística para ganar partidos tirando desde lejos. Salía en menos posters, pero en el camino ganó 6 títulos de la NBA. Otros, como servidora, nunca podrían convertirse en adalid de la puntualidad mientras siga dudando de la verdadera catadura moral de loa cinco minutos que me concedo a mí mismo bajo la premisa de "bah, me da tiempo". Nuestros protagonistas de hoy se parecen más a Jordan que a uno mismo (afortunadamente para ellos) y no porque sean negros y jueguen estupendamente al baloncesto, sino porque... ya se habrán dado cuenta de las comparaciones no son lo mío.


The Black KeysEl conjunto de lavadora y secadora es un accesorio que no puede faltar en todo dúo de Blues moderno




Por centrar la cuestión, hablo de los Black Keys, dúo sin par de Akron (Ohio) formado por Patrick Carney, un tipo desgarbado, con gafas y que aporrea la batería con sutil brutalidad y Dan Auerbach; el típico guitarrista de sobresaliente talento, barbudo, ceñudo y dotado de una voz que igual rezuma arena como parece el enlace perdido entre Otis Redding y Son House.


Por establecer una correcta analogía, the Black Keys serían al Blues lo que dar golpes con un pico es al refinamiento en cuanto a sistemas de excavación petrolífera. Hacen Blues, con una guitarra y una batería y sin ambages, si los White Stripes se nutren de la principal raíz de la música norteamericana (con permiso de Lurleen Lumpkin y el Country), los chicos de Akron lo alimentan tomando la esencia y reconvirtiéndola en una suerte de guitarras distorsionadas y baterías de la cantera de Pedro Picapiedra. Su carrera y sus discos son un ejemplo de coherencia, que han ido sufriendo un refinamiento que ha ido a la par de su crecimiento como músicos, pero contraviniendo la frase de Carlito en Atrapado por su Pasado, no han perdido fuerza, sino que la han reconvertido adecuadamente.


Brothers es una explosión de Soul, una inyección de estilo que solo te puede dar un traje con chaleco incorporado en una peli de Nolan. El problema surge cuando vuelves a mirar el nombre de la portada del disco y caes en la cuenta de que los responsables del Blues mas sucio y complejamente simple han perpetrado este gran disco que destila clase y funciona tanto como LP de Stax que como álbum de éxito actual. ¿Pero que les ha pasado a estos dos? Lo primero decir que Dan y Patrick ya apuntaban maneras desde su disco anterior en el que abrieron el abanico de instrumentos, hasta entonces en una amplia lista de dos: guitarra y batería, y contaron con un productor totalmente ajeno a su sonido: Danger Mouse. El resultado fue muy interesante y un estupendo preludio a Brothers, que es la mejor evolución de todo aquello. Recapitulando: hay guitarras distorsionadas, baterías propias de los monos de 2001 y voces desgarradas, pero también gusto por la melodía, órganos y teclados, lineas de bajo que bailan agarrados con el Funk y toneladas de un concepto difícil de explicar: este disco exhuma groove de manera palpable, como si las canciones fueran fruto de una elaborada puesta en escena, pensadas hasta la nausea, pero con un toque de improvisación y jugueteo. Algo así como un striptease bien hecho: sabes lo que va a ocurrir, pero es el modo de hacerlo y los pequeños detalles los que marcan la diferencia.


The Black Keys
Patrick consultando las estadísticas de la ACB y comprobando que no fue buena idea prescindir de Brad Oleson para el Supermanager



Un poco de todo eso tiene todo el disco. Empezando por Everlasting Light, con un falsete que maneja la melodía y un base rítmica que pone en movimiento las falanges, las falanginas y las falangetas de tus pies. Antes hablábamos de base rítmica, aquí hay de todo. Un ritmo de granito, un toque allí y allá de pandereta y los consabidos coros que ejercen de caja de ritmos improvisada. La muestra de que tenemos algo importante entre manos surge con Next Girl, amenazante combinación de carisma vocal e intrincada melodía que lleva a niveles espeluznantes en el estribillo.



Si hablamos antes de puesta en escena, nada mejor que fijarse en Tighten Up, ejemplo de planificación para crear un single de éxito: una linea de bajo, un silbido al uso, una respiración antes de cantar y los mejores 3:21 minutos que has escuchado últimamente. Puro Soul, pero tamizado como tema Pop y con guitarras que juraría que tienen vida propia. Algo que también le ocurre a Howlin for You, banda sonora improvisada de una peli de vampiros de la Hammer; es decir, una autentica película de vampiros, con Peter Cushing como Van Helsing, chicas con vestidos vaporosos que se caen a la mínima y mordiscos, si, porque los vampiros muerden, aunque la saga Crepúsculo los haya dejado con imagen de gusiluces apocados y con pinta de Pep Guardiola. Pero sigamos a lo nuestro: ahora suena She's Long Gone, lamento blues interpretado a la manera de los Black Keys: con una guitarra al borde del colapso entre efectos de teclados y una voz que presagia tormenta. La pausa instrumental la pone Black Mud, que podría pasar perfectamente como música de una película de Tarantino sobre el Black Explotation, aunque casi todas las de este hombre al final van de esto.


Llevamos menos de la mitad del álbum y lo mejor aún nos espera. The Only One es la piedra filosofal del nuevo/viejo sonido de esta banda: los teclados, la guitarra acompañándolos, el bajo dando un tono sombrío y el falsete de Dan. El conjunto funciona tanto como música de carretera como pieza bailable. Atentos al estribillo: nunca había hecho "air pandereta" hasta ahora. Patrick a la batería tiene su cota de protagonismo en Ten Cent Pistol, un ritmo que sostiene a la voz de Dan a la manera que Mick Fleetwood hacía caminar a Fleetwood Mac en los tiempos en los que Blues era su pauta a seguir. La razón de la frase de "menos es más" es alargada en esta canción y en varios alegatos en defensa del tamaño de las cosas en el mundo masculino. Justo después de varios acordes de guitarra que deja la canción en suspense, irrumpe Dan con una interjección propia de cómic y una descarga de adrenalina controlada. Un chute de buena música en toda regla. Es Sinister Kid y cada vez que la oigo alimenta más mis ganas de ver a este grupo en directo. Si no existiera este estribillo (construido con la voz de la cantante de Hip Hop, Nicole Wray) habría que inventarlo y asegurarse de que todo el mundo lo conozca. The Go Getter y I'm Not The One ofrecen dos facetas de la voz de Dan, pero en ambas es capaz de mostrar la capacidad expresiva de un señor que canta con barba. Claro que no es lo mismo que lo haga Rubalcaba (por poner) que el bueno de Dan. En ambas canciones y sin haber oído la versión de Don Alfredo preferimos la interpretación de Dan; sectarios que somos.



The Black KeysLa versión de este pack de los Chesterfield Kings incluye algunos accesorios extras y un tanto más coloristas


Por si se lo peguntaban, la cosa acaba tan bien como había empezado, con Unknown Brother respetando toda la tradición de los discos que se han grabado en Muscle Shoals (no lo había dicho, la mayoría de estas canciones se grabaron allí), la versión de Never Gonna Give You Up de Jerry Butler, canción que habrán oído mil veces y de la que nadie recuerda su autor. Esta buen señor, fue el primer líder de los Impressions, escribió a medias I've Loving You con Otis, amén de otros estándares del Soul. Su contribución, como ocurre muchas veces, ha sido tan importante en la música como grande es su anonimato. Los Black Keys se entregan con pasión a la versión, homenajeando al maestro (encima de buenos músicos, lo mismo hasta son buena gente. La hecatombe). El álbum se cierra con These Days, melancólica y autoconclusiva como la "O" con canuto, zigzaguea durante los minutos que suena como queriendo dejar el río en calma después haber pasado por allí este Brothers.


Y eso es todo. El que suscribe estas líneas todavía no se han encontrado en este año con un disco mejor, que además me ha supuesto una sorpresa: uno tiene sus invariables y entre ellas estaban que los Black Keys hacían Blues garajero y sucio. Pero los buenos discos provocan milagros, como que yo cambie de opinión o que alguien sea capaz de encontrar un nexo entre una noticia en Antena 3 y este disco. Los Black Keys han conseguido hacer dos cosas realmente bien y eso significa que merecen ser conservados en formol, junto con Aaron Sorkin, la palabra austrohúngaro y los sopladores de vidrio españoles.





Servidor: Megaupload. Contraseña: peluquin
---Pincha aquí o en las teclas negras de un piano---

Vuestro amigo en el tiempo, Tomás Verlein

37 comentarios:

61 y 49 dijo...

No he visto Crepúsculo, pero me quedo de largo con Condemor II: Brácula de Chiquito de la Calzada (que por cierto sí que la devoré entera (hábil juego de palabras y doble paréntesis)). A mi eso de vampiros a lo Pep... no sé... como empiecen a rascarse la cabeza igual me salgo del cine al bar más cercano.

El disco lo escucharé en el espotifai. No se lo digas a nadie, pero después de ir por ahí chuleando de que no se encontraba de nada le voy pillando el hilo a esa "niu tecnololli".

Un brazzo.

India dijo...

A mí esta gente me flipa...tela del telón...
luego vuelvo!!! Tomasín!
Achuchones!!!

Charlie don't Surf dijo...

Excelente comentario el que le dedica a estos señores, ha hecho que me lo ponga al instante.

Me sorprende que le sorprenda lo que esconde este disco. Quiero decir, su "Attack and Release" no era simplemente blues garajero. En aquellas canciones había algo, muy señor mío, que no alcanzan mis palabras a describir a estas horas siesteras. Era sucio pero sofisticado al mismo tiempo, asilvestrado y primario pero perfectamente coordinado donde todo parecía encajar con gran fluidez; sus canciones se desprenden desde dentro traspasando los géneros.
Vaya alegato a favor del señor Barragán me ha quedau.

Saludos

vinti dijo...

Dices Soul y vengo como las abejas a la miel.
Vengo rápido de paso, y amenazo con volver como dice India, sin día ni hora. Sin cita previa, ya hay confianza.
...Mientras tanto escucho el tema más que cautivador.
Merecen mis respetos, pero el servicio peluquín parece ser se haya temporalmente desactivado.

Brazzos, con vuelta y media.

India dijo...

Vinti,al parecer hay que pillarse el kit de barba y gafapasta jijijiji y luego se activa jaaaaaaaajajaja

Troy McClure dijo...

¡Zapristi! Dices Air Pandereta y me acuerdo de Vicentín haciendo "La Culebra Sexy"!

Los Black Keys estos, ¿son del siglo XXI? Yo es que estoy mu centrado en el periodo entre 1955 y 1963.

En cuanto me desenrosque la boina le pego un tiento. Ese reverb tiene demoníacas intencioes seguro. Y el bordón de esa caja es harto interesante...

Tomás Verléin dijo...

Gracias por sus comentarios y por sus visitas que me llenan de orgullo y satisfacción.

Es la segunda vez que escribo toda esta ristra de comentarios y respuestas, así que sinceramente: gracias Blogger, te quiero, pero poco.

@Bro

Debo decir que "aquí llega Condemor" hizo por el cine español mucho más que los infinitos festivales y sesiones de cine fórum que pueblan nuestras queridas provincias. Además, no hay que olvidar que se contaba con la aportación de Bigote Arrocet, el Goya al mejor secundario escamoteado en virtud de Jorge Sanz o algún actor de calaña semejante. Evidentemente, Brácula tenía todo lo que le faltaba a Crepúsculo, ya que aumentaba y recogía toda la tradición del cine vampírico y no lo que tenemos que aguantar ahora. Ese cine que hacía crecer tu karma positivo y te daba puntos en el club Día.

Tuve la impresión de que te habías pasado al lado moderno nada más saber que ya no envías tus telegramas al consulado de Prusia en Siam por el correo aéreo del autogiro, sino que empleas el correo electrónico.

P.D.: fdo: Tomás verlein, miembro de honor de la mística y antigua sociedad de la gente que se vio arrastrada a ver Crepúsculo y salió con la sensación de ver una peli de vampiros protagonizada por Pez Guardiola.

@India

tela de telón? Tela de telón? Creo que es la mejor frase que he leído en siglos. Por favor, que alguien clonen a India, que la clonen he dicho. Todo el mundo necesita que una India le invada el espacio personal al menos una vez al día.

@Carlitos se queda en la arena (donde cayó la lágrima)

Tiene más razón que un santo. En mi panegírico he olvidado por completo hacer hincapié en Attack&Release, salvo por la mera apreciación de que era la evolución del grupo en su momento. Además lo hecho de soslayo (mira papá, he metido de soslayo en una frase). Craso error. Es un disco formidable y puedo confesar que mantuve un particular idilio con Things Ain't Like They Used to Be que me duró bastante tiempo. Aunque tampoco puedo dejar de pensar que Attack&Release era el disco que The Black keys debían y podían sacar al mercado, mientras que Brothers era el álbum que jamás imaginé que podía salir de sus manos.

gracias por su modo repeat con el blog, se lo agradecemos.

@vinti

No se preocupe que tenemos otras palabras para intentar que se pase por aquí, además 61%49 está preparando un número de Burlesque que deja a Dita Von Teese en La Pantoja quitándose las medias. Cosa fina, oiga.

Yo no soy objetivo, este disco me tiene completamente obnubilado desde hace unas fechas. Respecto a lo del peluquín, yo no he tenido problemas con el rasurado; no obstante, le recomendamos loción Floid para hombre para un mayor apurado y que vuelva a probar.

@india

Su kit está esperando en consigna, por favor cuando pueda pasa a recogerlo.

@Troy

Conozco a una persona que defiende a capa y espada (estilo Luis Candelas) que no existe un disco de R&R potable desde 1965, pero yo le recomiendo encarecidamente a estos dos dos tunantes; no dan puntada sin hilo. Se lo digo yo.

Respecto al tema boina, le recomiendo como método para el desacople que utilice una postura que gire adecuadamente más de 120º,después que "engarre" con sus manos el "adminiculo" o "parato cabezil" y que debidamente ataviado con una silla con ruedas proceda a dar vueltas sobre su propio eje en sentido de rosca cambiada hasta que el gorramen en cuestión y la bola de remolque procedan a una feliz separación. Mano de santo.

Muchas gracias por pasarse por aquí y escuchen el disco, que casi me vuelve guapo y todo de bueno que es.

Un brazzo

Savoy Truffle dijo...

Bueno disco si señor. Este grupo tiene un futuro prometedor. Habrá que ver si en directo responden igual de bien.

India dijo...

La primera vez que los escuché,ya me habían dicho que era un dúo,y claro,con mi falta de ejercicios psicomotrices en la etapa infantil,no me lo creí...jopelines,si ya me parece increíble que un batera pueda mover los cuatro (alguno incluso más) miembros independientemente,que dos tíos ná má hagan tanto ruido,esto es,bulto sonoro...pues ya eg que me resultó la hostia...
Es la manera más descriptiva que encuentro para definir lo que me evoca su escucha...si no me entendéis no dudéis en decirlo,que si me pellizco encuentro otro ejemplo,zegurito...
Achuchones!!!

Johnny Dibud dijo...

Que buenos, señor Tomás. Me ha tocado Vd. cierta fibrilla sensible. Lo oí hace poco en casa de un señor con muy buen gusto y sufrí un calado escrotal.

P.D.: Me pongo el peluquín para profundizar en tan magna obra.

P.D.D.: la primera vez que leí su artículo, me quedé perplejo con el comentario de la segunda foto respecto a que Patrick consultaba las estadísticas del ABC. Pensé que el autor de esto había sufrido un leve desvarío. Ahora lo tengo claro con esta segunda lectura, el desvarío lo sufrí yo.

P.D.D.D.: hoy no me encuentro bien, creo que debo releer el post de los Nins. No entiendo, qué pintan en este tinglado los Chesterfield Kings?, por cierto me apetece mucho volver a oirlos.

P.D.D.D.D.: Sr.Troy, le recuerdo que Vd. se halla en el Pleistoceno, mucho anterior al año 1955, ya me entiende.

Savoy Truffle dijo...

El señor Troy Mclure va hacia atrás inexorablemente querido Johnny, y eso que algunos tratamos de hacerle ver que hoy en día se pueden oir cosas buenas a poco que se ponga uno los oidos bien abiertos, pero no hay manera.

Troy McClure dijo...

Lo que pasa es que cuando uno tira para atras y con ello va entendiendo lo que suena hoy, pues le parece más interesante.

No te jode el Savoy Truffle este...

Savoy Truffle dijo...

Creía que la etapa de oir lo antíguo estaba superada... No te jode el Troy McClure...

Tomás Verléin dijo...

Gracias de nuevo por acudir. Ustedes y sólo ustedes son la causa de que por las mañanas haga un triple salto mortal desde el dobladillo de la colcha en dirección a la ducha mientras arrastro mi cara de: "Cómo me puede pasar esto por segunda vez" con ánimo.

@Señor con nombre de sabor de bombones
Nos alegramos de que se haya unido a esta comunidad bloggera. Por si no lo sabe la presidencia es rotatoria. En estos momentos está en manos de Johnny Dibud que está luchando a brazo partido porque se firme la derrama para poner picaportes nuevos en las puertas de entrada. Ardua labor.

Para mí The Black Keys son uno de los grupos que hacen el siglo 21 menos aburrido. Por los informes que me llegan su directo es tan brutal y directo como ellos. De hecho creo que anda dando vueltas por la red de su concierto para Canal + Francia. Ya saben, aquí Alejandro Sanz, allí los Black Keys. Pero aquí en 3D, claro.

@India

Algún día podríamos hablar en el blog de los cuatro ritmos cuaternarios o la forma técnica de llamar al hombre orquesta de toda la vida.

Aunque puede probar cuando quiera. Coja una cuchara y empieza a darle golpes en la mesa (tac tac tac tac), luego un tenedor y da otra secuencia de golpes diferentes sobre la nevera (tac tactactac tac). Ahora con los dos pies tiene que hacer lo mismo: un ritmo distinto con cada uno. Si no ha acabado en el suelo directamente no se preocupe. Pronto vendrán unos señores muy amables que le pondrán una camisa muy cómoda con unas cintas muy simpáticas y la meterán en una ambulancia. Sobre todo no se olvide de sonreír, mucho.

@Johnny

O Mr. President, como ustedes prefieran.

El calado escrotal es un concepto tan sumamente interesante sobre el que quiero saber más y, en el fondo, no quiero. No sé si me entiende.

Soy tan dado a las erratas que lo del ABC por el ABC era más que posible. Dé gracias a que no pusiera "La hoja de los Lunes".

Iba a explicarle el no-chiste sobre qué contendría un pack con ropa y accesorios propios de los Chesterfield kings y el particular concepto de este grupo sobre la moda y el ponerse cosas estrafalarias en la cabezota, pero si todo ha servido para que se ponga un disco suyo, todo ha salido de verdad de deporte.

@Savoy
@troy

Haya paz. Dejemos la cosa en que el Señor McClure es postmoderno, pero antes de que se pusiera de moda. Aunque por alguna extraña razón cada vez que oigo ese nombre lo relaciono con estrellas amarillas tapando pezones.

Un brazo a todos y uno especial para Isabel, que no sabe lo que le viene encima. pobrecina...

vinti dijo...

La aclaración última de @savoy versus @troy ha hecho ratificar mi posible atisbo de duda. También les encuentro parecidos razonables, FINS I TOT, RIMA EN -OY.
Pobrecina, pobrecina. jajaja.

India dijo...

No,Vinti...jijijiiji yo eg que Savoy lo pronuncio en plan fino francés "Savuá trufé" jijijijijijijiji ¿soy la única?jaaaaaaaajajaja
Agradecida meando (uops!esto me ha sonao a plagio brutal jijijiji) con la clase teoricopráctica pero me he comprao unas botas moteras que pesan un huevo y cuando me las quito las piernas,libres del peso,se mueven solas jaaaaaaaajajjaja así que voy al revés,redoblo con los pinreles y marco con los brazos jijijijijijijijijijiii La camisita linda de lacitos la lleva mi él lista para lanzármela siempre jijijijiiji
Achuhcones!!!! troy y savuátrufé!!! queremos ver un achuchoncito de ambos!jijijijiji enga!carasguapas!!

Savoy Truffle dijo...

Tranquilos sólo fué un malentendido. Mis disculpas. Si a Troy le gusta más lo antíguo, es por un lado lógico ya que había más calidad en general. Ahora hay que rebuscar más.
Por cierto, India, en francés, mi nick tiene un aire muy glamouroso. Saludos.

India dijo...

¿No te mola cómo lo pronuncio?mira que pongo una boquita piñón mu mona para decir el Truffé que vaya...es difícil con los morritos que la naturaleza me regaló...;)
Achuchones!!!!

Savoy Truffle dijo...

bueno, bueno India, ya sólo la idea de pasarlo al francés es encantadora... si sale de sus labios sería otra delicia más...

Tomás Verléin dijo...

Me encanta este nuestro bloc. Se puede pasar de una agría polémica entre el albacea de una herencia (con cierta sospechas de tener algo que ver en la extraña desaparición de su cliente) y el señor trufado (que ha pasado de representar a la España cañí a la dulce y sosegada elección del sabor de bombón) a que tengamos que poner la cortinilla de estrellas y la música de romance persa entre la señorita India y nuestro amigo recién bautizado.

Me lo digo habitualmente, pero lo repito a viva voz: ustedes son necesarios, los demás contingentes.

Un brazo

India dijo...

jijijijijiji es el francés,Tomasín,que me pone noña jijijijiji como los dibujos de la mofetilla (me pido mofeta!)oh,l'amour,l'amour!jijijijijiji
MesiéTrufé en francés suena bien hasta la burrada más gorda...mira la Bruni,es tontita,pero pone la boquita así y ea!jaaaaaaaaaaaajajaja
Achuchones!!!!!

Savoy Truffle dijo...

Siento decir Don Tomás que me quedo sin dudas con la versión francesa de la India, porque lo de Señor Trufado suena a... pasado, machacado? Bueno, India, siga usted deleitándome los oidos... me tiene a sus pies madame...

vinti dijo...

Aclarado el concepto de "sabua a trufé" ahora sólo falta nos cuente los origenes del nick.
Si es que este, su bloc, es lugar para tertulia genial, amenizado con sus musiquillas y nuestros disfraces.
Anda!!!, pero si ya tienen más posts...Pero no hubieron vacaciones de acueducto???
No sé si iré poniéndome al día... ;)

Savoy Truffle dijo...

Los orígenes del nick son muy sencillos, se trata de una cnción del disco blanco de los Beatles compuesta por George Harrison.

vinti dijo...

Es decir, que sois(=sua) es una trufá- bombón de chocolate blanco por fuera, y alma negra por dentro.
Ah como mola el hippie de George Harrison.
Aún así sigo pensando en la personalidad de Truffle y Troy. ¿Seguro que no son hermanos?
Brazzos.

India dijo...

Oohhhhhhhhhhhhhh...dios mío,MesiéTruffé,si encima me entero de que MrHarrison es el origen de su nick...entonces empiezo a ser chocolate derretido yo misma,Vinti!porque cómo mola harrison...cómo mola...(en presente,sí señor)y no se preocupe,querido mesié...seguro que Tomasín no le hace ascos al pollo/pato trufado...seguro que lo dice pensando en ello...y la boquita hecha babitas...;)
Aaaaachuchones!!! carasguapas!que da gusto tertuliear por aquí,como dice Vinti,la savia de la blogo por excelencia!

India dijo...

Savia con "v" es queriendo,no una patada al diccionario,ehn?tan agilipollá no ando...sólo lo justo para que se me pasen las mayúsculas en Harrison y en Mesié jijijijijiji
Lo de savia es un cariño entre nosotras,que sabe que su sapiencia nutre siempre!

Savoy Truffle dijo...

Vinti Troy y yo no somos hermanos, menos mal. En algún momento nos hablamos. India, sabía que usted sabría apreciar el origen de mi nick. Saludos.

Tomás Verléin dijo...

Bueno, bueno.

Ante tan animada charla me van a obligar a sacar la mesa camilla, el brasero con sus faldas (con cuidado de no quemarlas). Para la ocasión me pondré el disfraz de María Teresa Campos (si no les parece suficiente cosplay, sepan que tengo otros que son mucho peores) y charlaremos amigablemente del nick del señor trufante (es una mezcla entre tunante y lo suyo, le gusta?). Eso hasta que me canse (como la verdadera María Teresa) y dé paso a la publicad de colchones Lo Mónaco (con locución de Constantino Romero).

Ah, en mi afán de dar datos que no sirven para nada. El verdadero causante de Savoy Truffle fue Eric Clapton. Durante la época de grabación del disco blanco, el bueno de Eric era ya un adicto a las cajas de bombones. Harry dio un repaso después a los nombres de los susodichos dulces y dijo (aproximadamente, que siempre se pierde algo en la traducción): "aquí hay tema". Clapton llegó a reconocer que durante muchos años sólo se alimentaba de un cocktail de heroína y chocolate(una de las dos era ilegal, adivinen cuál), razón por la que tuvieron que sacarle el dobladillo al pantalón deprisa y corriendo cuando volvió a actuar en directo después de unos meses encerrado en su granja.

Un brazo con un 70% de cacao

India dijo...

Homme,Tomás...pues depende de qué chocolate...si era er que se lía muy legal,muy legal...¿Alguien más se sorprende de enterarse de según quién y según qué vicios?ya sabéis que no soy yo mucho de conocer los entresijos de la vida del artisteo,y no,no tenía ni papa de que el carapan de Eric tuviera esas dependencias...De todos modos,hay que tener arte para que MrHarrison hiciera algo con el nombre de un bombón...cachis,ahora tengo en la mente una imagen entre harrison y preisler y un anuncio de navidad chocolatera fun fun fun...jaaaaaaaaaaaajajajajaja
Por descontao,he disfrutado mucho más de esta mesa camilla que de la Campos,señora a la que respeto en su edad pero a la que no soporto,oyes,qué maniática que soy jijijijijiiji
Achuchones!!!!y si son de cacao...lametones en esos brazos!;P

Savoy Truffle dijo...

La mezcla de Tunante, trufante y chocolate si que me ha encantado... no digan que mi nick no da para hablar? Vamos a hacer una enciclopedia, a este paso. Yo si sabía los desmanes drogadicticos de Erci Clapton, amigo intimo por aquel lejano 1968 de Don George Harrison (ambos admirados por mi), pero convendrá conmigo Don Tomás, que l canción la firma George, aunque el drogata de Eric colabora a dar ideas. Lo que no se si saben, lo digo también por dar datos que no valen para mucho, estos 2 señores tuvieron un affair bastante curioso, un poquito después de lo del bombón lleno de droga, y es que Eric Clapton, no contento con los bombones, le birló al bombón de la mujer de Harrison Patty Boyd, de la cual estaba enamorao desde los 17 años. Con posterioridad, ya casados Clapton y Boyd le compuso Wonderful Tonight, porque la estuvo esperando en las escaleras de sau casa una noche más de una hora mientras ella se acicalaba... Ahí queda eso.

Savoy Truffle dijo...

Y todo esto empezó con un disco de los Black Keys... madre mía.

India dijo...

Mira oye con el Clapton!y a mí que me pasaba con él como con VíctorManuel!birlándole la novia a los colegas,montando a caballo...vaya,vaya...si eg que no hay que fiarse de los carapavito...
Enseguía le voy yo a componer una cancioncilla a alguien que me tiene esperando horas en una escalera...o sí,vaya,se la compondría pero con el ParentalAdvisory jijijijijijiji
Achuchones!

Savoy Truffle dijo...

Bueno, creo que entre Eric Clapton y Victor Manuel, hay amplias diferencias, sobre todo en cuanto a la cantidad de bombones alucinógenos engullidos por ambos... pero si, la historia de Clapton y Harrison con Patty Boyd es verdad y lo peor es que ella no podía tener hijos, pero era guapísima. Cuando eran tan amigos estos 2, en la grabación de la canción While my guitar gently weeps del disco blanco (el punteo lo hace Clapton), je, je, je... Besos Mon Amour.

India dijo...

Anda hommmme! ayayayaya este Goerge...si me lo hubiera dicho antes...yo sí puedo jijijiji tengo dos,no me hubiera importado ...jajajaja agua!agua! que se asoma el padre de mis criaturas jajajajaja
Achuchones!!!

Tomás Verléin dijo...

@ Señoras de la India que beben los vientos por las trufas y los bombones de chocolá

@ Señores que se "pocoyizan" y piensan en emigrar a otro continente o centro comercial al uso (vale el Ahorra más)

"Y todo esto empezó con un disco de los Black Keys... madre mía".

Disco de quién? Quién soy yo? Alguien sabe cuántos son 400 dracmas?


No sigan por el camino Beatle, porque inicio una de mis letanías centradas en anécdotas que dejan en muy (pero en muy divertido) a cualquier programa de Sánchez Dragó.

Por seguir e incidir más en la relación Clapton-Harrison-Víctor Manuel-señor de Murcia con bigote: nuestro amigo Giorgio compuso Here Comes the Sun en el jardín de Eric Clapton, con la guitarra. Mientras tanto Víctor Manuel buscaba monumentos por Madrid para dedicarle canciones. El Señor de Murcia, bien, gracias.

No lo creerán, pero se me está ocurriendo una idea para un post con todo esto...

Me voy a pergeñar ideas

Un brazo y de nuevo agradecido con su facilidad para dejarnos comentarios chulos. Son lo más.

India dijo...

Ooooooohhhhh es el piropo más guapo que nos echan...ya te digo,ya te digo! Un post!iluminado por la verborrea incoherente que fluye entre esta panda de gamberros que somos...ndió,es la leche...te lo pasas bien,aprendes y encima te sientes iluminatis...las empresas deberían aprender de este blog...así se trata al personal!hommme! y despensas llenas de risketos y neveras con fanta de naranja!!! se está en el paraíso!
Achuchones!!!!!