sábado, 25 de octubre de 2008

Cuando el infierno se congele ( I )

Nuestros incontables visitantes nos han requerido cambios en Garajeland a no más tardar. Nosotros no hemos puesto manos a la obra, de tal forma que pronto se verán algunas novedades, incluyendo un cambio de sexo de 61&49, nuevas secciones, algún retoque en el diseño y una performance en alguna plaza de pueblo de esta España nuestra que mezclará la experimentalidad del casero de El Nota con el reparto de "Un tranvía llamado Deseo" que protagonizaba Marge en Los Simpson.

Una de esas novedades la están leyendo en estos momentos. (ruidos de fanfarria, por favor). Les hablamos de 'Cuando el infierno se congele', sección en la que citaremos a aquellos grupos cuyas posibilidades de reunión son tan sólidas como el hielo quebradizo. Las reglas son claras: grupos de los que hace tiempo se pide una reunión con el fin de dar un concierto o varios; cuyos miembros se encuentran en buen estado de revista o sus sustitutos sean competentes (por ejemplo, una reunión de los Beatles con nuestro querido Bertín Osborne en el lugar de Lennon y con el que canta de Café Quijano no entraría dentro de esta categoría, pero sí en la de mejores pesadillas imaginables) y que con un poco de fe y unos cuantos perejiles en el San Pancracio de turno pudieran cumplir nuestros deseos.

Una vez expuestas las normas, sólo nos queda explicar el nombrecito de la sección. Todo viene por los Eagles, que en 1980 se separaron definitivamente (para regocijo de El Nota) los periodistas (culpables de todo lo que pasa en esta vida) no dejaban por aquel entonces de preguntarles a los miembros del grupo cuando se reunirían de nuevo. Don Heanley, uno de ellos, harto de chorradas variadas sentenció la posible vuelta con un: "cuando el infierno se congele". Como el destino (y el dinero) cambian las opiniones de todos, los Eagles se reunieron en 1994 para grabar un disco que tenía que llamarse lógicamente: 'Hell Freezes Over' (el infierno se congela). Vayamos al lío, porque los primeros invitados a esta fiesta (qué fantástica fiesta qué diría Raffaella Carrá) son...


The Kinks

La última vez que vimos en un escenario al grupo a la cabeza fue hace más de 10 años. Las perspectivas no parecen muy halagüeñas, ya que no sacan material nuevo juntos desde 1994, no hay ninguna discográfica que les quiera contratar y el Davies menor (Dave) hace poco declaró que lleva seis meses sin hablar con Ray, el mayor; ya saben la típica riña por haber grabado encima de la cinta VHS con el partido de la NBA de los sábados de la mañana.

Parecen tan amiguitos, pero un segundo después de tomar esta foto los cuatro se pusieron a darse golpes como si estuvieran en el parlamento japonés

¿Por qué se podrían reunir?

A esta pregunta siempre se podría responder con la misma respuesta: por el dinero. Así que naturalmente tendremos que esperar a que una promotora de conciertos haga una jugosa oferta a los Davies. En un plano más personal, todo el mundo sabe (incluido los propios implicados) que se necesitan más de lo que creen. Aunque Ray y Dave no se aguanten necesitan grabar juntos, qué sentido tiene el Correcaminos sin el Coyote o los charcos sin unos zapatos a estrenar. Junto con Pimpinela son una de las parejas indispensables del mundo musical.

¿Por qué no lo han hecho ya?

Simplemente porque si dejas a los tres miembros que más tiempo han estado en el grupo: Ray Davies, Dave Davies y el baterista Mick Avory en una habitación con la puerta cerrada durante un minuto, al volver a abrirla habrá algún muerto en esa escena. Ray y Dave tiene una de las relaciones de amor/odio más longevas del historia de la música (como bien retrata el propio Dave en su autobiografía 'Kink', cuando dice su hermano es un tacaño, cruel, miserable y perverso buen escritor de canciones. También comenta que él fue abducido por extraterrestres, pero eso es otra historia). Por otra parte, el lanzamiento de partes de la batería de Mick a Dave se convirtió en deporte olímpico en los conciertos de los Kinks, aunque parecen que últimamente han apartado las diferencias. Pese a todo, Dave fue el último en negar una posible reunión. Conclusión, la de siempre: no digan nunca de esta agua ni beberé ni este cura no es mi padre, pero aplicado al grupo paradigma del Swinging London.

Aquí, una rara actuación del grupo en la televisión alemana

Vuestro amigo en el tiempo, Tomás Verléin

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Según tengo entendido, uno de los motivos de la no-reunión de Kinks, ha sido la precaria salud de Dave, aunque Waterloo Sunset bien merecería un esfuerzito por su parte.

Tomás Verléin dijo...

hola anónimo,

Pues sí, el rumor de que Dave está un poco pocho está ahí, pero también decían lo mismo de Ginger Baker antes de que Cream tocara en el Royal Albert Hall. No les pedimos que se hagan un gira mastodóntica tipo Rolling Stones, sino un par de actuaciones bien seleccionadas, concretamente una en el salón de mi casa. Saludos

zas dijo...

Perdona que te escriba aquí pero no encuentro tu mail por ningún lado en el blog,

Aloha!, desde Bares de rock ( http://baresderock.blogspot.com/ )
me mola tu blog y creo hay una relación entre el tuyo y el mío.

Si te apetece puedes ayudarnos a difundir los garitos de rock and roll y otras tendencias musicales (que no sean chumba chumba), poniendo nuestro enlace en tu blog. Si lo haces nosotros lo haremos en el nuestro.

Responde a baresderock(arroba)punetazos.es para confirmar y nómbrame tu blog

Un saludo

Eva dijo...

eeeeeeooooooooo
quiero participar en la performance.
Pués si que podrían hacer alguna girilla los tipos estos...
Tomás hijomiodemicorazón, ahora que hay confianza, que coñazo lo de la verificación de la palabra.

Tomás Verléin dijo...

Hola Zas,

Gracias por pasarte por estas humildes páginas musicales. He estado chafardeando por los blogs que tienes en tu perfil y, amén de que la iniciativa bares de rock merece que se te conceda la medalla de la alianza rebelde (y que Chewie grite y se cuadre la tropa). Dinos que blog quieres que enlacemos y yo hablaré con 61&49, ya que al ser secretario de parranda no tengo privilegios de administrador. Por cierto, creo que has cumplido uno de mis sueños: un bar de rock con temática de la guerra de las galaxias! Un bar donde podría colar el diálogo de:

- "servirá de algo si bajo y empujo", Leia

- "Quizás", Han Solo

Perdonen todos los demás lectores, pero uno es un fans incorregible. Montaremos una expedición (a lomos de Tauntauns por supuesto) hacia Salamanca a no más tardar.

Tomás Verléin dijo...

Hola Eva,

Como siempre, un placer tenerte por estás páginas.

Respecto a la perfomance no te preocupes. A mí en el último momento me quitarán mi papel y me relegarán a subir y bajar el telón. Así que sitio hay seguro.

Lo de los Kinks lo veo chungopera, porque hay demasiadas cosas en contra: los hermanitos son de los que se dan patadas debajo de la mesa, están un poco cascadetes y en algún momento surgiría un cataclismo que lo impediría, por ejemplo, que Lenin se levante de la tumba y diga: hay que ver cómo está todo.

Sobre el Captcha poco puedo hacer. Ya que las llaves del garito las tiene 61&49. No obstante he realizado una petición por triplicado y a doble espacio para que quitemos la verificación y por fin sea administrador. Paciencia.

Eva dijo...

Queridos amigos ambos dos:
Muchas gracias por vuestros comentarios, vuestros votos y lo dicho redicho: que si está puesto es para que os bajeis lo que querais. De los Messer, tengo otra cosita, que a ver si la subo.
Lo de los Kinks, pués que me va a encantar lo que hagais, seguro, con ese estilo tan pinturero que os caracteriza.
Lo de famosa, como que me he liado un poco cuando me habeis comentado lo de 20 minutos, ya que he sido noticia (desgarciada o afortunadamente)de periódicos gratuitos y de tirada local en esta semana. Las cosas de la vida. Os paso un enlace donde se especifica un poco más, que tengo el corazón aún encogío de tantos disgustos, y repetir la historia, es para mi un poquitín traumático...
besos, que pronto llega la navidad y con ella los regalos (no sé por que se me ha ocurrido esto...)
Aquí esta el enlace, por si quereis curiosear:

http://enelojopatio.blogspot.com/

PD: La pelirroja de lo alto de la rueda, soy yo. Por favor, sin risas.

Eva dijo...

Nota aclaratotia, que la abuela(Eva) está fatal:
Lo de los Kinks me refiero a la performance, que me he explicado muy malamente. Que nada, que aquí está una servidora, pa lo que se le mande.

Señor Insustancial dijo...

Áy, las reuniones de los grupos dan terrible perezona...¿Qué mas da que no se junten? Incluso mejor, después te pasan todo el concierto rodeado de gente que canta las canciones, se queja de que no han cantado sus preferidas o que están viejos y pochos...

Yo voto por la crionización.

Un saludo

Tomás Verléin dijo...

Estimado sr. insustancial

No le quitaré la razón (porque la lleva), pero tiene que tener que comprender que los habitantes de este blog somos unos pipiolos cuya posibilidad de ver de cerca y achinando los ojos cual miope a ciertos artistas y grupos por cuya reunión no se daba un duro (tipo Pixies) es muy reducida, de ahí esta sección que tiene un 50% de plegaria y un 50% de elementos de santería (que siempre funciona). Es verdad que la cosa nunca tiene la enjundia de su mejor época, que el público parece que tiene una deuda con quien toca, pero aquí no hablamos de música, sino de los siete pecados capitales que te provoca poder presumir de entrada de una futura reunión de Pavement ante las amistades. A ver si se pensaba usted que lo importante era la música... eso nunca!